Ucrania informó hoy que siete personas murieron y otros 27 resultaron heridos en un ataque contra un micro que evacuaba civiles de la región de Jarkov, en el este del país, y que fue atribuido a las fuerzas rusas.

"El 14 de abril, militares rusos dispararon contra un micro de evacuación con civiles en la localidad de Borova. Según las primeras informaciones, siete personas murieron y 27 resultaron heridas", informó la fiscalía general ucraniana en la plataforma de mensajería Telegram. 

El mensaje agrega que se abrió una investigación por "violación de las leyes y costumbres de guerra, asociada a asesinato con premeditación", informó la agencia de noticias AFP.

Más al sur, en la región de Zaporiyia, una persona murió y cinco resultaron heridas en bombardeos también atribuidos a los rusos contra la ciudad de Vasylivka, donde varias viviendas, un comercio y una instalación de la estación de trenes de Tavriisk quedaron dañadas, según informó la administración militar regional en Telegram. 

Hoy, las autoridades de Ucrania anunciaron acuerdos para abrir nueve corredores humanitarios que permitan la evacuación de civiles.

Según informó la viceprimera ministra de Ucrania, Irina Vereshchuk, los civiles podrán desplazarse desde Mariupol, Berdiansk, Tokmak y Energodar hasta Zaporiyia, en sus propios transportes.

Por su parte, podrán ir hasta las localidades de Bajmut desde Severodonetsk, Lisichansk, Popasna, Hirske y Rubizhne, en transportes habilitados por las autoridades.

Vereshchuk advirtió que los corredores humanitarios en Lugansk funcionarán en caso de que las fuerzas rusas "cesen los bombardeos".

Más de 2.500 civiles fueron evacuados a través de corredores humanitarios ayer, mientras que desde que comenzó la invasión rusa cinco millones de ucranianos salieron del país, según datos de la ONU. (Télam)