Ucrania denunció hoy que las fuerzas rusas bombardearon una escuela en Jarkov, la segunda ciudad más grande el país, sin dar cuenta de muertos o heridos.

Al menos tres misiles S-300 golpearon en la madrugada un centro educativo de la localidad que se incendió, notificó el alcalde Igor Terekhov, en su canal de Telegram.

El inmueble principal fue destruido, según el dirigente, que publicó fotografías de la escuela en llamas y agradeció el trabajo de los bomberos para apagar el incendio.

En su mensaje, Terekhov no informó si el ataque produjo heridos o muertos.

Por su parte, el gobernador de la provincia de Jarkov, Oleg Sinegubov, precisó que al menos cinco misiles S-300 cayeron durante la noche en la ciudad, consignó la agencia de noticias AFP.

En Mikolaiv, sur de Ucrania, un civil falleció y otros seis resultaron heridos tras un bombardeo durante la madrugada en una zona residencial, donde varios edificios fueron dañados, explicó el gobernador regional Vitali Kim, también en Telegram.

En la región de Donetsk, en el epicentro de la ofensiva rusa en el este, la estación de micros y los edificios cercanos resultaron afectados por un ataque en Sloviansk, informó el gobernador regional Pavlo Kyrylenko.

En Siversk, un centro de servicios sociales fue dañado sin causar víctimas.

De acuerdo a distintas autoridades ucranianas, los ataques también alcanzaron a las localidades de Nikopol y Chervonogrygorivka, en la región de Dnipro (centroeste del país).

Por su parte, "las fuerzas armadas ucranianas llevaron a cabo ataques selectivos contra depósitos y posiciones del personal militar ruso en Chornobaivka, Nova Kajovka y Brylivka, así como en los alrededores de Berislav y Kajovka”, indicó Kiev.

Las tropas ucranianas lograron esta semana destruir parcialmente el estratégico puente Antonivski, a las afueras de la ciudad ocupada de Jerson, clave para el abastecimiento porque es el único que conecta la localidad con la orilla sur del Dnipro y el resto de la región. (Télam)