La administración ucraniana de la región de Zaporiyia denunció hoy un ataque ruso durante la visita humanitaria de la misión de Naciones Unidas a una localidad de la zona.

El jefe de la administración ucraniana, Oleksandr Staruj, denunció en su cuenta de Telegram que el ataque había ocurrido durante una entrega de ayuda humanitaria de la ONU en la ciudad de Oríjiv, a unos 60 kilómetros aproximadamente del frente regional.

El ataque ocurrió, asegura Staruj, en medio del alto el fuego declarado por Rusia de manera unilateral el pasado viernes y que expiró la pasada medianoche, informó la agencia de noticias Europa Press.

"El ocupante continúa haciendo caso omiso de las reglas de la guerra y atacando comunidades. Rusia es un talibán ortodoxo que desconoce lo que es sagrado e ignora todas las reglas de la convivencia humana", aseguró Staruj en su mensaje.

Ni Naciones Unidas ni Rusia se han pronunciado de momento sobre este incidente. (Télam)