Autoridades militares ucranianas informaron hoy que un periodista francés murió en un ataque ruso en la ciudad de Severodonetsk, en el este del país, donde las tropas rusas avanzan en medio de fuertes combates.

El periodista, identificado como Frederick Leclerc-Imhoff, trabaja para la cadena francesa BFM TV y se encontraba en el interior de un vehículo que "se disponía a evacuar a una decena de personas en un área bajo fuego enemigo", según explicó el jefe de la Administración Militar regional de Lugansk, Serhiy Gaidai, en un comunicado difundido a través de su cuenta de Telegram.

El mensaje explica que Leclerc-Imhoff sufrió una herida mortal en el cuello después de que varios proyectiles y metralla alcanzaran el vehículo, informó la agencia de noticias AFP.

"Nuestras condolencias a la familia, amigos y colegas de Frederick Leclerc-Imhoff", dice el texto.

Poco antes, Gaidai había informado de dos civiles muertos y cinco heridos por un bombardeo en las afueras de la localidad, además de alertar que la región es escenario de "fuertes enfrentamientos" a medida que las tropas rusas van entrado en zonas del sureste y noreste de la ciudad.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, acusó ayer a última hora a Rusia de dañar el 90% de las casas de la ciudad de Severodonetsk y alertó de que los atacantes querían izar su bandera en el edificio de la administración de Severodonetsk, que se encuentra en el Bulevard de la Amistad de las Naciones.

Las tropas rusas, en tanto, avanzaban hoy hacia el centro de Severodonetsk en medio de fuertes combates con el Ejército ucraniano.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo que el Gobierno estaba "haciendo todo lo posible" para evitar la caída de la ciudad clave y una de las últimas grandes ciudades que Ucrania controla en la región industrial del Donbass.

Gaidai, señaló que la situación era "muy difícil".

"Los rusos avanzan hacia la mitad de Severodonetsk. Los combates continúan, la situación es muy difícil", dijo.

Donetsk es una de las provincias que integran el Donbass, actualmente el principal teatro de operaciones de la invasión rusa en Ucrania iniciada a fines de febrero pasado.

La región, que también incluye a la provincia de Lugansk, es fronteriza con Rusia, y en ella el ruso es la lengua más hablada.

Separatistas prorrusos controlan territorios en ambas provincias desde 2014 en los que han proclamado "repúblicas populares".

Rusia reconoció la independencia de esos territorios dos días antes de invadir a Ucrania, y sus tropas lanzaron una ofensiva en abril para conquistar las partes del Donbass que aún siguen en poder ucraniano. (Télam)