Fuerzas ucranianas bombardearon y dañaron seriamente un puente crucial para el abastecimiento de las tropas rusas en el sur de Ucrania, mientras que el Ejército ruso continuó con sus ataques a ciudades del este y sur del país.

Tres civiles murieron hoy en un bombardeo ruso contra la ciudad oriental de Jarkov, dijeron autoridades locales, varias horas después de que la Presidencia ucraniana informara de al menos 13 civiles muertos en ataques rusos entre ayer y hoy.

Un funcionario nombrado por Rusia en la ocupada y sureña provincia ucraniana de Jerson dijo que el Ejército ucraniano bombardeó con misiles el puente Antonivskyi, que cruza el río Dniéper, y que lo alcanzó en 11 sitios.

El puente sufrió daños serios pero no fue cerrado al tráfico, dijo Kirill Stremousov, vicejefe de la administración temporal creada por Rusia en Jerson, a la agencia de noticias rusa Interfax.

“El puente está en muy malas condiciones. El puente no se cerró, el tránsito continúa a través de él, pero la situación es seria", agregó.

El puente de 1,4 kilómetros de longitud es el principal punto de cruce del río Dniéper en Jerson, y si quedara inutilizado, le sería más difícil al Ejército ruso mantener los suministros hacia sus fuerzas en Jerson en medio de repetidos ataques ucranianos.

Stremousov dijo que las fuerzas ucranianas atacaron el puente con los lanzamisiles múltiples estadounidenses Himars y agregó que algunos de los proyectiles fueron interceptados por las defensas aéreas rusas.

El jefe de la administración rusa de Jerson, Vladimir Saldo, dijo en un video subido a redes sociales que los vehículos de pasajeros seguían cruzando el puente pero que se prohibió el paso de camiones para permitir realizar reparaciones.

Los camiones pueden cruzar el río usando una represa ubicada a unos 80 kilómetros del puente, agregó.

Ucrania ya había bombardeado el puente ayer, pero solo le había provocado daños leves, según autoridades rusas de Jerson.

El Ejército ruso conquistó Jerson en los primeros días de la ofensiva en Ucrania lanzada en febrero pasado. Se trata de la única provincia ucraniana que limita con Crimea, la península sobre el mar Negro que Rusia se anexionó en 2014.

Ucrania ha lanzado varias contraofensivas en Jerson, pero Rusia ha mantenido el control de la región.

El ataque al puente llega en momentos en que el grueso de las tropas rusas llevan adelante una gran ofensiva en la región industrial y minera del este de Ucrania conocida como Donbass, que es fronteriza con Rusia.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, visitó la semana pasada a las tropas rusas en el Donbass y les ordenó intensificar las operaciones y evitar que el Ejército ucraniano ataque con artillería zonas conquistadas por Rusia.

Tras tomar controla de toda Lugansk, una de las dos provincias que forman el Donbass, Rusia ralentizó el avance en la región, en parte por el uso de armas estadounidenses más efectivas por parte de Ucrania y en parte por lo que Moscú calificó de "pausa operativa".

Funcionarios ucranianos se han mostrado confiados en que Rusia agote sus recursos militares en el Donbass y que esto permita lanzar ofensivas para recuperar Jerson o las partes de la vecina provincia de Zaporiyia que también están en poder de las tropas rusas.

Mientras sigue con sus ataques en el Donbass, el Ejército ruso también ha bombardeado en los últimos días ciudades de otras regiones orientales, en especial Jarkov, capital de la provincia del mismo nombre, al norte del Donbass y fronteriza con Rusia.

El gobernador de Jarkov, Oleg Sinegubov, dijo en la aplicación Telegram que un adolescente de 13 años, una mujer y un hombre murieron hoy y que otro civil resultó herido por un bombardeo ruso contra el barrio de Saltiv de Jarkov capital.

Más temprano, la Presidencia ucraniana dijo que al menos 13 civiles murieron y otros 40 resultaron heridos en ataques rusos en las últimas 24 horas en todo el país.

Al menos cinco de las muertes ocurrieron en Jarkov y otras cinco en el Donbass, agregó.

“No hay lugar seguro en la región", dijo el gobernador de Donetsk, la otra provincia que forma el Donbass, en Telegram.

"Los residentes deben evacuar la zona mientras puedan", agregó el gobernador Pavlo Kirilenko. (Télam)