Las fuerzas ucranianas aseguraron hoy haber entrado en Kupiansk, una localidad que estuvo bajo control ruso durante meses y es clave para reconquistar el este, y a su vez anunció un avance militar de "varias decenas de kilómetros" en el sur.

En el marco de la contraofensiva iniciada en las últimas semanas, soldados leales a Kiev publicaron imágenes en las redes sociales en las que se veían a sus combatientes "en Kupiansk, que fue y siempre será ucraniana".

En otro mensaje, un responsable regional difundió una imagen con soldados ucranianos en la ciudad, de unos 27.000 habitantes, y escribió que "Kupiansk es Ucrania", consignó la agencia de noticias AFP.

Esta localidad había sido capturada por las fuerzas rusas menos de una semana después de que Moscú lanzara su invasión de Ucrania, el 24 de febrero pasado.

Kupiansk es un objetivo estratégico ya que se halla en medio de una serie de rutas que pueden servir para el abastecimiento para otras posiciones rusas en el frente del este.

Entre estos puntos claves cercanos que hoy controlan las fuerzas rusas está la ciudad de Izium, que se convirtió en un centro de operaciones crucial para Rusia.

Este avance por parte de Ucrania se enmarca en la contraofensiva lanzada por sus fuerzas el pasado 29 de agosto en las regiones de Jerson y Jarkov que les permitió recuperar 30 localidades, según informó ayer el presidente Volodimir Zelenski.

"Nuestras tropas están avanzando a lo largo del frente del sur en varias secciones, entre dos y varias decenas de kilómetros" afirmó hoy a la prensa local Nataliya Gumenyuk, portavoz del mando sur del ejército ucraniano.

Por su parte, el Ministerio ruso de Defensa anunció ayer un despliegue de fuerzas en esa región y difundió un video que muestra varios camiones militares transportando cañones y vehículos blindados.

La ciudad más grande reconquistada hasta ahora por las tropas ucranianas es Balaklia, donde se calcula que antes de la guerra vivían unas 30.000 personas. Algunos informes apuntan que las fuerzas de Kiev avanzaron más hacia el este, pero estos datos no se pudieron verificar de forma independiente. (Télam)