Los rusos perdieron terreno en Severodonetsk, ciudad clave del este de Ucrania donde en los últimos días se concentraron los combates por el control del Donbass, afirmó hoy el gobernador regional de Lugabsk.

"Los rusos controlaban cerca del 70% de la ciudad, pero durante los últimos dos días fueron repelidos. La ciudad está dividida en dos, tienen miedo de desplazarse libremente en ella", declaró en Telegram Serguéi Gaidai, gobernador de Lugansk, en parte controlada por los separatistas prorrusos desde 2014, y de la cual Severodonetsk es la capital administrativa ucraniana.

Las fuerzas ucranianas capturaron ocho soldados rusos, agregó el gobernador, según el reporte de la agencia de la agencia de noticias AFP.

Según Gaidai, el general ruso Alexander Dvornikov "se fijó un objetivo: de aquí al 10 de junio tomar por completo Severodonetsk o controlar la ruta Lyssytchansk-Bajmut" que abrirá el camino hacia Kramatorsk, capital ucraniana de Donetsk, la otra región más grande del Donbass.

"Todas las fuerzas, todas las reservas (rusas) están concentradas en estas dos tareas", dijo.

El Ministerio ruso de Defensa afirmó ayer que las unidades militares ucranianas se retiraban de Severodonetsk "tras haber sufrido pérdidas críticas durante combates por esa ciudad (hasta 90% en varias unidades)" hacia Lyssytchansk, una gran urbe vecina.

Pero, también ayer, el alcalde de Severodonetsk, Olexander Striuk, declaró que los combates callejeros continuaban y que las fuerzas ucranianas buscaban "restablecer el control total" de la ciudad. (Télam)