Turquía anunció hoy que las negociaciones de paz sobre Afganistán, cuya celebración estaba prevista inicialmente para el sábado próximo en Estambul, se aplazaron hasta mediados de mayo.

"Decidimos aplazar las negociaciones" hasta el final del mes del Ramadán, a mediados de mayo, dijo el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, a la televisora HaberTurk.

La cumbre en Estambul iba a celebrarse tras el anuncio del retiro de tropas estadounidenses de Afganistán antes del 11 de septiembre próximo, cuando se cumplirán 10 años de los atentados de 2001 en Estados Unidos.

Esta conferencia de paz, de la que participarán una delegación del gobierno afgano y otra de los talibanes, ya había sido postergada del sábado próximo al 4 de mayo.

"Creemos que será más útil aplazarla", declaró Cavusoglu, quien defendió que "no hay ninguna necesidad de precipitarse".

El canciller explicó que la decisión de celebrarla después del Ramadán dará más tiempo a cada uno de los participantes para preparar la lista de integrantes de sus delegaciones.

Estados Unidos tiene interés en que se avance en la resolución del enquistado conflicto en Afganistán, ante el riesgo de que la retirada de sus tropas favorezca una escalada en Asia central.

"No habrá una solución militar en el conflicto de Afganistán, solo puede haber un acuerdo político y un alto el fuego", declaró el vocero del Departamento de Estado, Ned Price, antes de que Turquía anunciara que se aplazaba la cumbre, según la agencia de noticias AFP. 

La conferencia de paz de Estambul forma parte "de un amplio esfuerzo y de un amplio compromiso" para lograr un acuerdo político, agregó. (Télam)