Las autoridades de Túnez emitieron una orden de arresto internacional contra el expresidente Moncef Marzuki (2011-2014), quien recientemente se mostró muy crítico con el actual mandatario, Kais Saied, por su decisión de suspender el Parlamento y arrogarse todas las competencias.

La orden llegó tras la apertura de una investigación contra Marzuki por sus declaraciones desde Francia aplaudiendo la decisión de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF) de aplazar la cumbre prevista entre el 20 y el 21 de noviembre en la isla tunecina de Yerba, informó la agencia de noticias Europa Press.

La OIF anunció que la cumbre quedaba aplazada un año ante las tensiones políticas en el país e hizo hincapié en que la decisión había sido tomada "para permitir a Túnez organizar este importante evento en las condiciones más óptimas".

Así, Marzuki se mostró orgulloso de haber "trabajado" para lograr esta decisión, tras varios días reclamando un boicot.

Saied afirmó en respuesta que había pedido al Ministerio de Justicia investigar a los que "participan en complots contra Túnez en el extranjero".

Posteriormente, el presidente ordenó retirar el pasaporte diplomático a Marzuki, quien respondió que "no reconoce" a Saied "como presidente" y que "no se ve afectado" por las decisiones de unas autoridades "ilegítimas".

Click to enlarge
A fallback.

Marzuki publicó además un mensaje en su cuenta en la red social Facebook en el que acusó a Saied de dar "un golpe de Estado" con su decisión en julio de cesar al primer ministro, Hichem Mechichi, suspender el Parlamento y arrogarse todas las competencias.

Por otra parte, el propio Saied afirmó ayer que el periodo de vigencia de las medidas excepcionales "será acortado", sin especificar un marco temporal concreto, informó la agencia de noticias tunecina TAP.

"Las medidas excepcionales fueron adoptadas para salvar al Estado y al pueblo", reiteró, antes de incidir en su determinación a la hora de "garantizar los derechos y libertares consagrados en la Constitución".

"Túnez ha entrado en una nueva etapa de su historia, lo que requiere nuevas visiones para gestionar los asuntos públicos, al margen de los marcos y los conceptos tradicionales", subrayó Saied, antes de asegurar que se abrirá un diálogo político para abordar la crisis.

El mandatario aprobó en octubre la formación del nuevo Gobierno, encabezado por Najla Buden Romdhane, quien se convirtió así en la primera mujer en ocupar el cargo de primera ministra en el país africano, una decisión criticada por el islamista Ennahda, el principal partido en el Parlamento suspendido por el mandatario. (Télam)