El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, llamó hoy a la calma a sus seguidores y aseguró que se opone a cualquier violencia, mientras el Congreso debate su acusación por alentar el asalto al Capitolio hace una semana.

El mandatario saliente, cuya cuenta en Twitter fue suspendida por la empresa al interpretar que sus tuits incitaban a la violencia, hizo su llamado a la no violencia a través de un comunicado de la Casa Blanca que tiene la extensión de un tuit.

"A la luz de los informes de más manifestaciones, insto a que NO debe haber violencia, NO transgresión de la ley y NO vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que yo represento, y no es lo que Estados Unidos representa. Hago un llamado a TODOS los estadounidenses para que ayuden a aliviar las tensiones y calmar los ánimos. Gracias", es el contenido del escueto mensaje.

(Télam)