Donald Trump instó a los senadores republicanos a echar a Mitch McConnell como su líder en el Senado luego de las críticas fulminantes del legislador al expresidente estadounidense durante el juicio político en que resultó absuelto.

"El Partido Republicano nunca más podrá ser respetado o fuerte con 'líderes' políticos como el senador Mitch McConnell a la cabeza", señaló Trump en un comunicado.

El exmandatario describió a McConnell peyorativamente como un integrante del aparato político tradicional, tildándolo de "severo, hosco y serio", y advirtió que si los senadores republicanos lo mantienen como jefe de bancada "no volverán a ganar".

La arremetida de Trump se produce luego de que McConnell dijera el sábado que, a pesar de que había votado a favor de la absolución de Trump en su juicio político por "incitación a la insurrección", el expresidente era "práctica y moralmente responsable" del asalto al Capitolio el 6 de enero que dejó cinco muertos.

En su declaración más extensa sobre política desde que salió de la Casa Blanca el 20 de enero, Trump culpó a McConnell de que los republicanos hayan perdido el control del Senado, y se atribuyó el mérito de los logros del partido en la Cámara de Representantes.

El magnate, recluido en Florida desde que dejó la Casa Blanca, se adjudicó el hecho de que McConnell renovara su mandato de seis años representando al estado de Kentucky en el Senado, donde este influyente político de 78 años ocupa una banca desde 1984, y ha ejercido un gran poder como líder de la mayoría en la Cámara Alta durante los últimos seis años.

"Lo único que lamento es que McConnell 'suplicó' mi fuerte apoyo y respaldo ante la gran gente de Kentucky en las elecciones de 2020, y yo se lo di", subrayó Trump en su comunicado reproducido por la agencia de noticias AFP

"Sin mi respaldo, McConnell habría perdido y perdido muy mal", aseguró.

Trump amenazó con usar la popularidad que aún tiene entre la base republicana para apoyar a cualquier candidato republicano que respalde su visión política. La próxima votación nacional será en las elecciones de mitad de mandato en noviembre de 2022.

"Cuando sea necesario y apropiado, apoyaré a los rivales en las primarias que defiendan nuestra política de Engrandecer a Estados Unidos Otra Vez (MAGA) y de Estados Unidos Primero", señaló.

"Este es un gran momento para nuestro país y no podemos dejarlo pasar utilizando 'líderes´' de tercera categoría para dictar nuestro futuro", aseguró.

Trump también cargó contra la esposa de McConnell, la taiwanesa-estadonunidense Elaine Chow que fue secretaria de Transporte pero renunció luego del asalto al Capitolio, un "hecho traumático, totalmente evitable", dijo.

Chow fue objeto de una investigación parlamentaria en septiembre de 2019, sospechosa de haberse aprovechado de su cargo para promover los intereses de una empresa naviera que pertenece a su familia.

"McConnell no tiene credibilidad sobre China debido a los sustanciales negocios chinos de su familia", dijo el expresidente.

McConnell también quedó expuesto a las críticas del presidente Joe Biden debido a su oposición al paquete de ayudas económicas por 1,9 billones de dólares que el nuevo Gobierno quiere impulsar para mitigar los efectos de la pandemia.

El líder republicano del Senado y otros compañeros de bancada se rehúsan a aprobar el plan por considerarlo demasiado oneroso. (Télam)