Hillary Clinton perdió las elecciones estadounidenses de 2016 ante el republicano Donald Trump por la intervención de piratas informáticos rusos, insistió hoy Neera Tanden, nombrada por el presidente electo, Joe Biden, como directora de la Oficina de Administración y Presupuesto del futuro Gobierno de EEUU.

Tanden, presidenta de 50 años del grupo de expertos liberal Center for American Progress, y leal a Hillary Clinton desde hace mucho tiempo, se desempeñó como asesora no remunerada durante su candidatura a la Casa Blanca en 2016.

La funcionaria recién nombrada había afirmado repetidamente en las semanas posteriores a la victoria de Trump que Clinton solo perdió debido a los operativos del Kremlin para favorecer a Trump.

Y ahora volvió a reiterar en Twitter que en aquel momento "los rusos hicieron suficiente daño como para afectar a más de 70.000 votos en 3 estados", refiriéndose al margen perdedor de Clinton en los estados de Michigan, Pensilvania y Wisconsin, en el denominado "Rust Belt" (cinturón de óxido, también denominado cinturón industrial).

Tanden, que tiene un historial de hacer comentarios incendiarios sobre senadores republicanos, había comenzado pocos días después de las elecciones de 2016 a sugerir sin fundamento que los piratas informáticos rusos habían cambiado los votos de Clinton a Trump.

"¿Por qué piratearían los hackers a menos que pudieran cambiar los resultados?¿ Cuál es el punto?", especuló la hoy futura funcionaria de Biden, sugiriendo que esta era la razón por la que "Trump estaba tan sorprendido como todos los demás" por su victoria, reseñó la agencia de noticias ANSA.

Su selección como jefa de la Oficina de Administración y Presupuesto de Biden, un papel muy importante que supervisa la gestión financiera del Gobierno, rápidamente despertó las críticas de los opositores, que advirtieron que no había posibilidad de que fuera confirmada por un Senado controlado por el Partido Republicano.

Josh Holmes, exjefe de gabinete del líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell (republicano por Kentucky), especuló en Twitter que la nominación de Tanden fue un "sacrificio a los dioses de la confirmación".

Garrett Ventry, exasesor del Partido Republicano del Comité Judicial del Senado, anunció que sería "un funeral".

Tanden necesitaría 51 votos en el Senado para convertirse en jefe de la Oficina de Administración y Presupuesto. Los demócratas controlan 48 escaños, pero esperan obtener dos más en las elecciones de segunda vuelta del Senado de Georgia el 5 de enero.

(Télam)