Las encuestas en Estados Unidos apuntan al expresidente Donald Trump como el principal perdedor de las recientes elecciones de medio mandato, en las que apoyó abiertamente a algunos candidatos del ala dura del Partido Republicano que, sin embargo, no cosecharon los resultados que se podría esperar.

Según el estudio demoscópico elaborado por Harvard CAPS-Harris en exclusiva para el diario estadounidense The Hill, el 20 por ciento de los encuestados consideran que Trump fue el mayor derrotado de las elecciones del 8 de noviembre.

Después de Trump, se ubica con un 15 por ciento al conjunto del Partido Demócrata.

Asimismo, los candidatos más afines a Trump, conocidos como "republicanos MAGA" -por el eslogan "Make America Great Again", "Hacer América grande de nuevo", en castellano- también son considerados por un 14 por ciento de los encuestados como los principales perdedores.

Un 12 por ciento de los encuestados señalaron al conjunto de los candidatos republicanos como la gran decepción de la noche.

El 23 por ciento, sin embargo, reconoció no tener clara su decisión y no se inclinaron por ninguna de las opciones.

"Trump emerge de las elecciones (presidenciales) como un candidato para la reelección mucho más débil que antes de las elecciones intermedias", aseveró el codirector de la encuesta, Mark Penn, quien también indicó que el exmandatario mostró su respaldo a un grupo de "candidatos perdedores".

Las "midterms" (elecciones de mitad de mandato) se celebraron el 8 de noviembre y se saldaron con el Partido Demócrata conservando la mayoría en el Senado, un resultado poco esperado especialmente para unos republicanos que, pese a lograr controlar la Cámara de Representantes, no certificaron la 'ola roja' (por el color de la formación) que vaticinó Trump.

También se eligieron gobernadores de 36 de los 50 estados.

Los demócratas ganaron gobernaciones de Wisconsin, Michigan y Pensilvania, estados potencialmente decisivos en elecciones presidenciales y en los que Biden se impuso a Trump en 2020.

Sin embargo, los republicanos ganaron las de Florida, Texas y Georgia, otro estado en el que Biden ganó por poco hace dos años.

Luego de la elección, Trump confirmó su postulación a las presidenciales 2024, prometió trabajar para que el país “vuelva a ser grande y glorioso”, y subrayó que se asegurará de que el actual mandatario, el demócrata Joe Biden, no sea reelecto.

(Télam)