Tres personas murieron hoy y 40 resultaron heridas en una avalancha humana que se produjo en una universidad de la ciudad boliviana de Potosí, luego de que detonara una granada de gas lacrimógeno en momentos en que se realizaba una asamblea universitaria, informó la prensa local.

“Estamos haciendo todas las gestiones para que se identifiquen (los cuerpos), para poder dar los nombres de los fallecidos, es un momento tan difícil para nosotros poder expresar y coordinar algunas cosas”, precisó el rector de la Universidad Autónoma Tomás Frías, Pedro López, en conferencia de prensa.

También condenó el accionar de quienes provocaron el incidente y afirmó que se contribuirá con la Policía para que se los identifique y sancione con “rigurosidad”, informó la agencia de noticias boliviana ABI.

La explosión de la granada de gas lacrimógeno se dio en medio de una asamblea estudiantil que se realizaba para coordinar las elecciones de la Federación Universitaria Local (FUL).

De acuerdo con López, se baraja la posibilidad de que el autor del incidente fuera un "infiltrado" que buscaba "empantanar" la elección, pero aún no hay información confirmada, informó el periódico local Página Siete.

Hasta el mediodía del lunes, más de 40 universitarios afectados por la avalancha recibían atención médica en el Hospital Bracamonte y en el Hospital del Seguro Universitario.

La Policía, por su parte, precisó que las víctimas fatales son mujeres y que la investigación se encuentra avanzada.

“Estamos tomando todas las previsiones para que los responsables de este hecho delincuencial sean aprehendidos y puestos a disposición del Ministerio Público”, dijo Bernardo Isnado, comandante departamental de la Policía. (Télam)