Al menos tres personas murieron y otras once resultaron heridas hoy cuando un hombre atacó dos escuelas con un arma de fuego en el estado de Espiritu Santo, en el sudeste de Brasil, hecho que el presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva informaron calificó de "tragedia absurda".

Dos bandidos "entraron a la escuela Primo Bitti en el municipio de Aracruz y uno de ellos disparó contra varios profesores reunidos, matando a dos mujeres e hiriendo a otras nueve personas", informó el alcalde Luis Carlos Coutinho a la radio CBN, replicada por la agencia de noticias AFP.

Luego se desplazaron a otra escuela, donde asesinaron a una adolescente y dejaron dos heridos más.

El secretario de Seguridad, Marcio Celante, dijo que las autoridades están buscando a un solo sospechoso, que sería el autor de los disparos en sendos ataques.

Lula da Silva rotuló el episodio como una "tragedia absurda".

"Me enteré con tristeza del ataque a las escuelas de Aracruz, Espíritu Santo. Mi solidaridad con los familiares de las víctimas de esta tragedia absurda. Y mi apoyo al gobernador en la investigación", tuiteó el político de izquierda, que asumirá el poder el 1 de enero.

Los incidentes de violencia armada en las escuelas en Brasil se han incrementado en los últimos años, según los expertos.

El 13 de marzo de 2019, dos exalumnos mataron a tiros a ocho personas, la mayoría de ellos estudiantes y empleados, en un liceo secundario cerca de San Pablo y luego se suicidaron.

El 7 de abril de 2011, un exalumno de 24 años abrió fuego en una escuela de Rio de Janeiro, matando a 12 personas e hiriendo a varias otras, antes de suicidarse. (Télam)