Ucrania reportó hoy la muerte de tres personas en diferentes ataques rusos contra seis ciudades ucranianas del distrito de Bajmut, en el este del país.

"En solo un día los rusos han matado a tres vecinos de la región de Donetsk y han herido a otros cuatro", precisó el gobernador de la provincia de Donetsk, Pavlo Kirilenko, en un mensaje emitido a través de su cuenta de Telegram y reproducido por la agencia de noticias Europa Press.

En concreto, Kirilenko mencionó que ataques rusos contra las ciudades de Konstiantinivka, Niu York, Avdiivka y Soledar, provocaron daños en seis edificios de varias alturas, dos viviendas particulares y en una nave comercial.

"En Niu York hay tres viviendas dañadas y en Konstiantinivka impactaron dos cohetes, uno en una escuela infantil y otra en una universidad", detalló.

Agregó que "siguen los bombardeos sobre Torski y Zarichni y también en Siversk, aunque sin víctimas".

Dos de las muertes fueron causadas por el impacto de un proyectil ruso en un edificio de varias plantas, donde también resultaron heridas tres personas.

Kirilenko no dio detalles sobre la tercera muerte.

Hace meses que los rusos intentan tomar Bajmut, ubicada a 15 kilómetros de Soledar, donde también se está librando una de las batallas más sangrientas desde el inicio de la ofensiva rusa en Ucrania, el 24 de febrero pasado.

Rusia y Ucrania coinciden en que los combates en Soledar están siendo especialmente duros.

Incluso el Kremlin, por lo general discreto cuando se trata de pérdidas, admitió que los rusos habían pagado "un precio bastante alto" para avanzar hacia Soledar, cuya conquista permitiría "cortar las líneas de suministro" de las que el ejército ucraniano se sirve para defender Bajmut.

Soledar también ofrece "posibilidades de tiros de artillería hacia Sloviansk, Kramatorsk y Kostiantynivka".

Antes del conflicto, Soledar era una pequeña ciudad de unos 10.000 habitantes, conocida por sus minas de sal, las más grandes de Europa. Su nombre, precisamente, significa "el don de la sal", en ucraniano y en ruso.

Bajo las galerías de sal hay 200 kilómetros de galerías subterráneas, que pueden representar una ventaja táctica en tiempos de guerra.

(Télam)