Los primeros ministros de Hungría, Viktor Orban; y de Polonia, Mateusz Morawiecki; se reunieron hoy en Budapest con el exministro del Interior de Italia Matteo Salvini para sentar las bases de una nueva alianza de las fuerzas más conservadoras de Europa.

Fue “el primer paso de un largo camino en común”, afirmó Orban en la conferencia de prensa que los tres dirigentes dieron al cabo del encuentro.

“Hemos convenido seguir el trabajo, nos encontraremos en mayo, ya sea en Roma o Varsovia, la fecha dependerá de la pandemia” de coronavirus, agregó el líder del soberanismo húngaro, según la agencia de noticias AFP.

Salvini indicó que se trata de “un camino que comienza hoy y seguirá en varias etapas en diferentes capitales europeas, ampliando el grupo”.

“Nos presentamos como el centro histórico y fundador” de la alianza con “el objetivo de ser los primeros en Europa”, explicó el jefe de la Liga italiana, y prometió “esperanza” tras “el período más sombrío, más oscuro de la posguerra”.

En tanto, Morawiecki sostuvo que la iniciativa consiste en “representar un amplio espectro de opiniones y de gente”, y abogó por “una integración europea que respete la soberanía nacional, la familia, la cristiandad”, que son los valores “tradicionales”.

El de hoy fue el primer encuentro entre los tres dirigentes desde que Fidesz, el partido de Orban, abandonara hace un mes el Partido Popular Europeo que nuclea a la derecha continental. (Télam)