Después de una semana de bombardeos israelíes y de al menos 145 palestinos muertos, Egipto, el único país que limita con la Franja de Gaza además de Israel, abrió hoy excepcionalmente su cruce para dejar pasar 10 ambulancias y permitir que ellas trasladen a algunos de los más de 1.1000 heridos a sus hospitales.

Egipto "abrió excepcionalmente el paso (de Rafah) para permitir la entrada de diez ambulancias egipcias en la Franja de Gaza para transportar a heridos palestinos y tratarlos en Egipto", informó una fuente de seguridad fronteriza de ese Estado árabe a la agencia de noticias AFP, bajo condición de anonimato.

El cruce de Rafah es la única puerta para entrar a la Franja de Gaza que no está controlada por Israel y, pese a que Egipto públicamente apoya el reclamo de soberanía de las autoridades palestinas, solo abre este paso de manera intermitente y con muchos controles, desde que Israel impuso en 2007 un bloqueo por aire, tierra y mar al pequeño y sobrepoblado territorio palestino.

Ayer, la Autoridad General de Salud egipcia, que depende del Ministerio de esa misma área, había informado al medio Middle East Eye que estaban preparando la llegada de heridos palestinos en tres centros médicos, pese a la sostenida tensión que vive el sistema sanitario del país por la pandemia de coronavirus.

El bloqueo israelí y el cierre la mayoría del tiempo del cruce de Rafah hace imposible que los civiles de la Franja de Gaza, un pequeño territorio abarrotado con más de dos millones de habitantes, puedan escapar a los bombardeos y ataques, más allá de abandonar sus casas y buscar refugio en escuelas o centros de la ONU, como se informó ayer. (Télam)