Los muertos en la pelea entre bandas que se registró ayer en el penal de Santo Domingo de Ecuador fueron 12 y no 13 como habían informado inicialmente las autoridades, que además informaron hoy del traslado a otras cárceles de 17 reos.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) informó ayer que en el penal -a unos 80 kilómetros de Quito- quedaron 13 muertos, pero el número fue corregido después de un relevamiento.

“Tras el enfrentamiento registrado en el Centro Penitenciario de Santo Domingo de los Tsáchilas, FiscalíaEc y Criminalística de la Policía levantaron 45 piezas humanas, que corresponderían a 12 personas fallecidas", informó hoy la Fiscalía.

"Además, FiscalíaEc continúa practicando diligencias, teniendo como prioridad el reconocimiento, identificación y autopsias de los cadáveres levantados”, agregó, en un mensaje en su cuenta de la red Twitter.

La matanza de ayer siguió a otra de mayo, en la que murieron 44 presos, y formas parte de la serie de motines, peleas y rebeliones en penales de Ecuador, que dejó 331 muertos en 2021 y más de 110 en lo que va de 2022.

En febrero último, el Gobierno del presidente Guillermo Lasso anunció un plan para atender la cuestión carcelaria, que incluía la inversión de 27 millones de dólares en la rehabilitación de presos e indultos para reos que hubieran cumplido el 40% de su pena.

El SNAI, además, dio cuenta hoy del traslado de 17 presos del penal de Santo Domingo, “uno de ellos de alto riesgo” y reveló que en un operativo de requisa, la Policía decomisó un arma de fuego, municiones, armas blancas, entre otros objetos prohibidos.

También el ministro del Interior, Patricio Carrillo, actualizó la cifra de 13 a 12 después de una inspección ocular técnica, reseñó el sitio Primicias.

Las autoridades dieron cuenta también de la tarea de antropólogos forenses y médicos legistas “para realizar las autopsias de los cuerpos desmembrados”, un proceso que “llevará días”.

Los traslados de la cárcel se organizaron después de los enfrentamientos entre integrantes de la banda “Los R7” con un nuevo grupo, liderado por alias Goyo, asesinado en la pelea.

(Télam)