Los ministros de Defensa de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) finalizaron hoy dos días de videoconferencias sin adoptar una "decisión final" sobre la presencia de la alianza militar en Afganistán, anunció el secretario general del bloque, Jens Stoltenberg.

"En esa fase, no hemos adoptado una decisión final sobre el futuro de nuestra presencia [en Afganistán]. Los aliados de la OTAN mantendrán las consultas y la coordinación en las próximas semanas", dijo Stoltenberg al fin de las reuniones, según reprodujo la agencia de noticias AFP.

De acuerdo con Stoltenberg, en los dos días de videoconferencias los ministros mantuvieron una "discusión profunda" sobre la situación en el país asiático.

En ese país asiático, dijo Stoltenberg, los aliados enfrentan "numerosos dilemas y no hay opciones fáciles".

Las reuniones fueron la primera oportunidad que tuvieron los ministros europeos para dialogar con el nuevo Secretario estadounidense de Defensa, Lloyd Austin.

El expresidente Donald Trump alcanzó en 2020 un acuerdo con los talibanes por el cual Estados Unidos aceptó un gradual abandono de las tropas extranjeras de Afganistán hasta mayo de 2021 si había una reducción en la violencia y si avanzaban las conversaciones de paz con el Gobierno de Kabul.

El flamante Gobierno de Joe Biden adelantó que está revisando ese acuerdo de 2020, dado que los talibanes no respetan su compromiso de reducir la violencia.

Los talibanes acusan a Washington de violar el acuerdo de paz e insistieron recientemente en que continuarán su combate si las tropas extranjeras no se van en mayo.

En los últimos días de la presidencia de Trump, Estados Unidos redujo unilateralmente su presencia en Afganistán a 2.500 soldados.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, insistió varias veces que los miembros de la alianza militar deben decidir "conjuntamente" el futuro de sus misiones, y espera que Biden establecerá una coordinación más estrecha con sus aliados.

En la conferencia de prensa de hoy, el máximo líder de la alianza militar transatlántica apuntó que el proceso de paz en marcha en Afganistán es la "mejor oportunidad" disponible para poner fin a "años de sufrimiento y violencia".

"Pero las conversaciones son frágiles, y el progreso es muy lento", reconoció.

La OTAN, puntualizó, sigue comprometida con la misión de entrenamiento y financiamiento de las fuerzas armadas afganas.

Durante los dos días de negociaciones, añadió el funcionario, los ministros de la OTAN también acordaron expandir su presencia en Irak, también para misiones de entrenamiento de fuerzas locales.

"El tamaño de la misión aumentará de unas 500 personas a aproximadamente 4.000", dijo Stoltenberg. (Télam)