El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, invitó hoy a Kiev al canciller alemán Olaf Scholz y al presidente Frank Walter Steinmeier, tres semanas después de haber ignorado a éste último cuando quiso viajar a la capital ucraniana, indicó la presidencia alemana.

Zelenski y el jefe de Estado alemán tuvieron una conversación telefónica que permitió "disipar malentendidos", tras el rechazo de Kiev a recibir a mediados de abril a Steinmeier, cuando tenía previsto viajar junto a los líderes de Polonia, Estonia, Letonia y Lituania.

En esa oportunidad la visita se suspendió porque "al parecer no era lo que deseaba Kiev", afirmó Steinmeier, y debido a esta afrenta, el canciller germano, Olaf Scholz, declaró entonces que no viajaría a Kiev por el momento

Hoy, tres semanas después, el presidente alemán habló por teléfono con Zeleneski y dio por resuelto el malentendido, informó una portavoz del mandatario germano citada por la agencia de noticias DPA.

Steinmeier expresó a Zelenski su "solidaridad, respeto y apoyo a la valiente lucha del pueblo ucraniano contra el agresor ruso", señaló la vocera y añadió que ambos calificaron la conversación de "muy importante" y "muy buena".

"Ambos presidentes acordaron permanecer en estrecho contacto", señaló la portavoz y explicó que tanto el propio Steinmeier como el Gobierno alemán fueron invitados por Zelenksi a visitar Kiev.

Previo al choque diplomático, Steinmeier, que fue en dos ocasiones ministro de Relaciones Exteriores en el Gobierno de Angela Merkel, había sido criticado fuertemente por su supuesta falta de firmeza frente a Rusia, acusaciones que también pesan sobre la excanciller conservadora.

Incluso reconoció a principios de abril haber cometido un "error" al apoyar la construcción del gasoducto entre Rusia y Alemania, Nord Stream 2, que habría doblado la capacidad de abastecimiento de gas ruso, y que Berlín suspendió en febrero. (Télam)