La Dirección de Seguridad Deportiva (Disede-IPD) de Perú suspendió hoy el inicio del campeonato de primera división de fútbol, previsto para el sábado, ante el serio cuadro de protestas sociales que atraviesa el país y que ya dejaron al menos 42 muertos.

Sporting Cristal y Deportivo Cantolao iban a abrir en la tarde del sábado el torneo Apertura 2023, pero las autoridades dispusieron que hasta el lunes próximo no habrá partidos.

El estatal Instituto Peruano del Deporte comunicó la decisión de postergar el inicio del torneo a la Federación Peruana de Fútbol "para prevenir y evitar riesgos que afecten la seguridad e integridad física de las personas".

El Apertura peruano aparece de por sí envuelto en una polémica entre los 19 clubes participantes por los derechos de transmisión por televisión, lo que provocó que ocho equipos se nieguen a jugar la primera jornada.

La postergación servirá también para nuevas negociaciones, más allá de que Perú vive intensas protestas desde la primera semana de diciembre último, cuando Pedro Castillo fue destituido de la presidencia el 7 de diciembre, tras anunciar el cierre del Congreso y un gobierno de emergencia.

La semana pasada ya se habían suspendido partidos de ligas regionales en las zonas de mayores protestas, como Cusco.

La entonces vicepresidenta Dina Boluarte reemplazó a Castillo, de acuerdo a ley, pero las manifestaciones se sucedieron y ya se registran al menos 42 muertos, según números oficiales de la Defensoría del Pueblo.

El informe del IPD señala que la decisión de no comenzar el torneo se debe al informe correspondiente a “las garantías de seguridad para actividad de índole deportivo, que da cuenta de las movilizaciones sociales y protestas” en varias regiones.

En Perú existe una comisión contra la violencia en los espectáculos deportivos, integrada por representantes del Ministerio del Interior, Educación, Salud y Público, a través del fiscal superior coordinador nacional de prevención del delito adscrita al Centro de Monitoreo de la Fiscalía de la Nación. (Télam)