Los candidatos Rishi Sunak y Liz Truss defendieron hoy sus políticas de cara a la campaña para suceder a Boris Johnson, luego de haber quedado finalistas ayer tras una serie de rondas de votaciones entre los diputados conservadores.

Sunak, exministro de Finanzas, quedó en primer lugar, con 137 votos, seguido Truss, titular del ministerio de Relaciones Exteriores, con 113, mientras que la secretaria Estado de Comercio, Penny Mordaunt, quedó eliminada con 105 apoyos.

Si bien el ministro de Finanzas, es el favorito entre los diputados conservadores, Truss le saca ventaja entre los miembros del Partido Conservador quienes tendrán la decisión final en septiembre de elegir a uno de los dos candidatos.

Ambos candidatos pasarán ahora las próximas semanas instando a los miembros del partido que los elijan como líder después de la renuncia de Johnson.

Aproximadamente 160.000 miembros del partido votarán a través de internet o por correo, y el resultado final se conocerá el 5 septiembre.

El saliente primer ministro británico anunció su dimisión el 7 de julio pasado, luego de que una avalancha de renuncias en su Ejecutivo por varios escándalos éticos hiciera evidente que ya no tenía el apoyo de su Partido Conservador y era incapaz de gobernar.

Hoy Sunak lanzó su campaña con promesas de un retorno a los valores thatcherianos.

"Mis valores son thatcherianos. Creo en el trabajo duro, la familia y la integridad. Soy thatcherista, me postulo como thatcherista y gobernaré como thatcherista", dijo Sunak al establecer su posición hoy, escribiendo en el diario británico Telegraph.

"Estoy seguro de que Liz Truss, a quien quiero y respeto, comparte algunos de estos valores", agregó.

Mientras que Truss negó que intentara encarnar a Margaret Thatcher y criticó las comparaciones.

"Es bastante frustrante que las mujeres políticas sean siempre comparadas con Margaret Thatcher, mientras que los hombres políticos no son comparados con (el antecesor de Thatcher en el liderazgo conservador) Ted Heath", dijo en una entrevista en la prensa local esta mañana.

Por otro lado, Truss y Sunak, se enfrentaron por sus políticas económicas con visiones opuestas sobre la reducción de impuestos.

Truss hizo su presentación en una entrevista con la BBC, describiéndose como alguien que "impulsará el cambio".

La candidata a líder Tory, sostiene también que los impuestos deben reducirse al argumentar que las políticas económicas de los gobiernos conservadores y laboristas anteriores durante 20 años no generaron crecimiento.

Prometió revertir la reciente suba en el costo de la seguridad social, suspender los gravámenes en las facturas energéticas para impulsar las renovables y propuso un presupuesto de emergencia.

Por el contrario Sunak, es partidario de que los impuestos solo deberían reducirse después de que se controle la inflación y las finanzas públicas estén en mejores condiciones.

"La mejor manera de lograr el crecimiento económico es reducir los impuestos y la burocracia e impulsar la inversión y la innovación del sector privado", dijo hoy.

Explicó que no se trata de no reducir los impuestos, sino que era una cuestión de cuándo se haga.

"Me moveré para tener un presupuesto de emergencia para hacer esto rápidamente y anunciaré una revisión del gasto del gobierno", agregó.

Según Sunak, su misión será construir una nación de aspiraciones, donde las personas de todos los orígenes del Reino Unido de Gran Bretaña, puedan tener éxito solo sobre la base de su talento y trabajo duro.

Mientras tanto, Truss y Sunak se enfrentarán cara a cara en un debate en la cadena de televisión Sky News después de retirarse de una aparición anterior, que se espera se realice el 4 de agosto a las 20. (Télam)