La imparable suba de contagios de coronavirus en Sudamérica generó nuevos récords de casos en algunos países, ocupación casi plena de camas de cuidados intensivos en otros, fortalecimiento de las restricciones y el cambio de la composición demográfica en tres estados sureños en Brasil por superar las muertes a los nacimientos, mientras Asia también padece una severa ola de infecciones.

Los estados brasileños de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, que apoyaron a Jair Bolsonaro en las elecciones de 2018, están desde febrero en colapso sanitario, pero ahora sumaron un dato central: por primera vez en cuatro décadas registraron más muertes que nacimientos, según datos de la Asociación Nacional de Registro de Personas Naturales (Arpen).

Chile, en tanto, registró un récord diario con 9.171 nuevos casos, que confirman que el país atraviesa un momento crítico de la pandemia.

Además de superar por primera vez los 9.000 contagios, los muertos en Chile fueron 129 en la última joranda, según el Ministerio de Salud, cuyo titular, Enrique Paris, advirtió que el país "está viviendo un momento crítico”, por lo que urgió a "respetar la cuarentena y reducir la movilidad".

Por su parte, Perú extendió hasta el domingo 18 el paquete de medidas implementadas para amortiguar la pandemia, mientras el país se acerca a los 54.000 muertes por Covid-19 y a dos días de las elecciones generales del domingo.

En conferencia de prensa, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, explicó que el gabinete dispuso “extender las medidas vigentes", que incluyen restricción de la circulación nocturna, cierre de comercios a determinada hora o limitación de aforos, entre otros.

Aunque Paraguay duplicó en un año el número de camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), tiene ahora una ocupación del 100 por ciento, y se estima que hay un centenar de pacientes a la espera de un lugar en terapia, según informó la directora de Redes y Servicios de Salud, Leticia Pintos.

El país tiene 227.116 casos desde el inicio de la pandemia, con 4.584 muertos, pero las restricciones impuestas por el Gobierno, además de ser insuficientes -según las organizaciones médicas y de profesionales- se cumplen de modo muy relativo.

También Cuba llamó a extremar los cuidados a través de su primer ministro, Manuel Marrero, quien advirtió sobre la "muy baja percepción de riesgo" de los isleños, en momentos en que el tercer rebrote se mantiene alto en todo el territorio, lo que obligó al Gobierno a fortalecer las medidas de confinamiento.

Hoy Cuba tuvo 1.017 nuevos contagios, con 5.112 casos activos en todo el país. La isla registró hasta ahora 84.532 contagiados desde que comenzó la pandemia, con 448 muertes.

No menos grave es el cuadro en varios países de Asia, al punto que las autoridades de Japón y Corea del Sur endurecieron y extendieron las medidas restrictivas y de distanciamiento.

El Gobierno japonés autorizó hoy a los gobernadores de las prefecturas de Tokio, Kioto y Okinawa para que endurezcan las restricciones hasta mayo, como penúltimo recurso antes de declarar un estado de emergencia, si fracasan estas nuevas medidas.

Este nuevo paquete de medidas busca además garantizar una situación más estable de cara a la inauguración de los Juegos Olímpicos de 2021, el 23 de julio.

El primer ministro de Corea del Sur, Chung Sye Kyun, en tanto, anunció que las medidas de distanciamiento social que rigen en el país se extenderán otras tres semanas, y eso incluye la prohibición de reuniones de cinco o más personas en todo el territorio.

Sye Kyun detalló asimismo que a las medidas ya vigentes se sumarán otras complementarias a partir del lunes y que, en el área de Seúl y Busan, las más golpeadas por la crisis sanitaria, los bares y discotecas estarán cerrados, y el toque de queda que aplica a otros establecimientos, como cafés o gimnasios, se adelantará desde las 22 a las 21.

China, en tanto, informó hoy 33 nuevos casos detectados en la última jornada, ocho de ellos correspondientes al brote registrado en la provincia de Yunnan y 25 procedentes del extranjero.

En paralelo, el Gobierno de Irán informó hoy más de 22.000 casos por segundo día consecutivo e indicó que la cifra de muertos superó la barrera de los 64.000 desde el inicio de la pandemia.

También Camboya difundió su cifra máxima de contagios, 575, desde el inicio de la pandemia, por lo que el Ejecutivo impuso nuevas restricciones, como prohibir los desplazamientos entre provincias y ordenar el cierre de los resorts turísticos durante 14 días.

En Europa, en tanto, Italia sumó 718 decesos en las últimas 24 horas, la cifra más alta en lo que va de año, en tanto el balance desde el inicio de la pandemia asciende a 113.579 casos letales, y España notificó 5.397 nuevos afectados (una cifra casi idéntica a la de ayer), lo que eleva a 3.347.512 el total de personas con Covid-19 desde marzo de 2020.

El Gobierno alemán, a su vez, adoptará la próxima semana un proyecto para endurecer la legislación sanitaria de lucha contra el coronavirus e imponer medidas el conjunto del país obviando las resistencias regionales, reportó la agencia de noticias AFP.

"Alemania sigue siendo presa de la pandemia; el número de infecciones sigue aumentando, al igual que el número de pacientes en cuidados intensivos”, dijo a la prensa Ulrike Demmer, una de las voceras del gobierno de Angela Merkel.

La reforma permitirá saltar, si fuera necesario, las resistencias regionales o locales en momentos en que el país está golpeado por la tercera ola de contagios.

Finalmente, Rusia confirmó más de 400 muertes durante el último día, con lo que el país euroasiático supera el umbral de los 102.000 fallecidos, según los datos del centro operativo nacional para la lucha contra el coronavirus, recogidos por la agencia Sputnik.

(Télam)