Sudáfrica y Namibia anunciaron en las últimas horas la nominación para el Nobel de la Paz 2021 al contingente de médicos cubanos que asiste a otros países ante diversas catástrofes por su "demostración de solidaridad y humanidad" durante la lucha contra el coronavirus.

"Deseo reconocer la asistencia desinteresada e inquebrantable del Gobierno y el pueblo de Cuba. Fiel a su historia, esta pequeña nación insular demostró su solidaridad con los países más afectados y envió a más de 3.700 cubanos a todo el mundo para ayudar en la lucha contra la Covid-19", indicó el mandatario sudafricano Cyril Ramaphosa al dar a conocer la propuesta.

"En reconocimiento a este esfuerzo, el Gabinete sudafricano aprobó una propuesta para nominar al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve, o como se los conoce comúnmente, la Brigada Médica Cubana, para el Premio Nobel de la Paz 2021", agregó de acuerdo a un comunicado difundido por su oficina.

Ramaphosa precisó que para fines de noviembre del año pasado los profesionales de la salud ya habían atendido a más de 38.000 personas ante la pandemia y "actualmente todavía están activos en muchos países, incluso en Sudáfrica".

"Extendemos nuestro más sincero agradecimiento al pueblo de Cuba por esta gran demostración de solidaridad y humanidad", manifestó el mandatario.

En sintonía, el Gobierno de Namibia ratificó hoy por "unanimidad" la decisión de proponer a los médicos cubanos al Nobel de la Paz 2021.

"Esta nominación tiene sus raíces en el reconocimiento al extensivo trabajo de las brigadas cubanas de exportar el talento médico de Cuba para el beneficio de todas las comunidades a lo ancho del mundo", explica un comunicado del Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación.

La brigada de médicos fue creada en agosto de 2005 por el expresidente de la isla Fidel Castro, con el objetivo de ayudar la población estadounidense afectada por el Huracán Katrina en Nueva Orleans.

Ese ofrecimiento fue rechazado por George W. Bush, en ese entonces en la Casa Blanca, pero el contingente permaneció activo y en estos años asistió a diversos países ante catástrofes naturales como terremotos, huracanes e inundaciones y epidemias como la de ébola que sacudió África Occidental en 2014 o la de cólera en Haití en 2010.

La brigada Henry Reeve, que lleva ese nombre en homenaje a un brigadier estadounidense que murió a los 26 años luchando por la independencia de Cuba, tiene un rol muy activo durante la pandemia, incluyendo la asistencia en Italia cuando ese país europeo se convirtió en epicentro mundial del coronavirus.

Su misión es llevar ayuda “humanitaria-médico-sanitaria a las poblaciones víctimas de desastres naturales y epidemias en otros países, y ayudar a su recuperación”, según señaló el diario estatal cubano Granma. (Télam)