El alcalde de la ciudad sudafricana de Johannesburgo, Geoff Makhubo, murió hoy por complicaciones derivadas de la enfermedad del coronavirus que contrajo el mes pasado, informó su oficina, con el país afectado por un rebrote de la vatiante Delta del virus.

Makhubo, en el cargo desde diciembre de 2019, falleció tras permanecer hospitalizado una semana, dijo su oficina en un comunicado, informó la agencia de noticias Europa Press.

Tras varias semanas de convalecencia en su domicilio y por el empeoramiento de su situación, fue internado el sábado en un hospital de Johannesburgo, la ciudad más poblada de Sudáfrica y capital de la provincia de Gauteng, que es la más afectada por el nuevo repunte de casos en el país.

El avance de la variante Delta preocupa a las autoridades del país que concentra más del 35% de los contagios de todo el continente africano.

Hasta el día de hoy, según las cifras oficiales, el país registra 2.135.246 contagios confirmados y 63.499 fallecimientos a causa de la enfermedad.

Con una población de casi 60 millones de personas, el país administró 4.017.442 de vacunas (6,7%).

El presidente del país, Cyril Ramaphosa, anunció el pasado fin de semana un nuevo endurecimiento de las restricciones tras declarar el nivel de alerta cuatro.

Ese mismo día, ante un avance lento de la campaña de vacunación, el ente regulador aprobó el uso de emergencia del fármaco de Sinovac que se suma así a los Johnson & Johnson y de Pfizer que ya se administran en el territorio.

La variante Delta está presente ya en una quincena de naciones africanas y su expansión está disparando los contagios, con situaciones mucho más criticas a nivel sanitario que las registradas en el pasado.

(Télam)