Soldados israelíes mataron hoy a un adolescente palestino en enfrentamientos que estallaron coincidiendo con una peregrinación judía en el norte de Cisjordania, territorio ocupado por Israel, informó el Ministerio de Salud palestino.

El ministerio dijo que la víctima, de 16 años, murió "tras recibir un disparo de las fuerzas israelíes" en la cabeza, durante enfrentamientos en el lugar que los judíos veneran como la tumba de José, uno de los hijos de Jacob, cerca de la ciudad palestina de Naplusa.

Para los palestinos, la tumba pertenece a una personalidad religiosa musulmana.

Según el Ejército israelí, "cientos de palestinos" provocaron estos enfrentamientos "lanzando piedras" y cócteles molotov "cuando los peregrinos judíos entraron en la tumba de José".

"Los soldados respondieron abriendo fuego contra un sospechoso que estaba lanzando una bomba incendiaria", dijo un comunicado del ejército, informó la agencia de noticias AFP.

Una persona fue "alcanzada", agregó el comunicado, que afirmó que "se escucharon disparos en la zona".

El movimiento armado palestino Yihad Islámica emitió un comunicado celebrando la "emboscada" que sus combatientes prepararon a las fuerzas israelíes y aseguraron que hubo un intercambio de disparos.

La Media Luna Roja palestina dijo que atendió a cuatro personas heridas por balas de goma, a 36 que inhalaron gases lacrimógenos y a una que se cayó durante los enfrentamientos.

La tensión es importante en Cisjordania, ocupada por Israel desde 1967, en los últimos tres meses, tras una serie de ataques contra israelíes que han provocado arrestos, redadas y enfrentamientos.

Desde finales de marzo, 19 personas, en su mayoría civiles, han muerto en esta serie de ataques en Israel, perpetrados por palestinos o por árabes israelíes.

Además, 34 palestinos han fallecido violentamente en Cisjordania, entre ellos presuntos milicianos pero también civiles, incluida una popular periodista de Al Jazeera que cubría una operación militar israelí. (Télam)