Siria respondió esta noche en el sur del país una "agresión israelí" que únicamente causó daños materiales, señaló la agencia de noticias estatal.

Según esa versión, Israel lanzó misiles desde los Altos del Golán, una región disputada, cerca de las 23 (las 18 en la Argentina) y provocó daños materiales, de acuerdo a información de fuentes militares.

"Nuestra defensa antiaérea respondió [...] e interceptó la mayor parte de los misiles del enemigo", agregó la fuente, según la agencia Sana, que además difundió fotos y videos.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido, el ataque israelí apuntó contra una posición de las "fuerzas del régimen y donde las milicias pro-Irán también están presentes", en la provincia sureña de Quneitra.

Los últimos bombardeos imputados a Israel fueron el 22 de enero y dejaron cuatro muertos, según Sana.

A mediados de enero, al menos 57 soldados y combatientes prorrégimen murieron en bombardeos efectuados en la provincia de Deir Ezzor, en el este de Siria, el ataque más letal perpetrado por Israel en Siria, según el OSDH, citado por la agencia Sputnik.

Israel suele llevar a bombardear parte del territorio sirio, en general en busca de objetivos vinculados a Irán. En 2020, unos 50 de esos objetivos fueron atacados, según un informe anual difundido por el Ejército israelí.

Israel suele advertir que la presencia en la región de fuerzas de Irán o afines a ese país y de milicianos del Hezbollah constituye una amenaza para su seguridad.

El conflicto interno en Siria, iniciado en 2011 a partir de manifestaciones que reclamaban mayor apertura democrática y de la represión del gobierno de Bashar al Assad, fue sumando actores entre las potencias extranjeras y distintos grupos armados, y hoy registra un saldo de más de 380.000 muertos y millones de exiliados. (Télam)