Cuba inició hoy una nueva con la proclamación formal del presidente Miguel Díaz-Canel como primer secretario del gobernante Partido Comunista (PCC) en reemplazo de Raúl Castro, que se retira a los 89 años y entrega el poder a una nueva generación de dirigentes, sin ningún cambio de orientación política.

"19 de Abril, día histórico en que culmina el histórico 8vo Congreso del PCC. La Generación del Centenario, fundadora y guía del Partido, traspasa responsabilidades. #SomosCuba #SomosContinuidad", tuiteó hoy Díaz-Canel, de 60 años, en la cuarta y última jornada del congreso.

La foto que acompaña la publicación del mandatario y ahora también primer secretario del PCC da cuenta de esa generación fundadora a la que alude: detrás de Raúl Castro, que diserta en el estrado, los rostros de José Martí, Carlos Baliño, Julio Antonio Mella y Fidel Castro, descansan sobre el fondo rojo de una pantalla gigante.

"Lo mas revolucionario dentro de la Revolución es defender siempre el Partido, de la misma forma que el Partido debe ser el mayor defensor de la Revolución", precisó Díaz-Canel, durante el traspaso formal en el discurso de clausura del octavo Congreso del PCC.

La esperada designación de Díaz Canel al frente del partido se confirmó hoy luego de que 300 delegados provenientes de toda la isla, en representación de 700.000 militantes, votaran ayer para elegir al Comité Central, integrado por 114 miembros.

Este comité dirige la agrupación política entre congresos y selecciona de su seno al buró político, que se integra actualmente por 14 miembros, y que se encarga de nombrar a su primer y segundo secretario.

El congreso del partido único, denominado "congreso de la continuidad" y que se celebra cada cinco años, comenzó el 16 de abril pasado en La Habana y llegó hoy a su final en Bahía de Cochinos, en la costa suroeste de la isla, a 165 kilómetros de la capital cubana.

El sitio, conocido también como Playa Girón, no fue elegido al azar: allí, el 17 de abril de 1961, Cuba derrotó a exiliados entrenados por la CIA que buscaban desatar una rebelión popular contra el Gobierno de Fidel Castro, y se consagró como punta de lanza para proyectar mundialmente la Revolución Cubana de 1959.

La salida de Raúl Castro del PCC esta acompañada de la jubilación de otros militantes que lograron el triunfo de la revolución, como el segundo secretario, José Ramón Machado Ventura, de 90 años, y Ramiro Valdés, de 88 años.

Hoy, este relevo del mando del PCC se da en medio de una profunda crisis económica derivada del bloque de Estados Unidos y el reforzamiento del embargo que mantiene contra Cuba desde hace 60 años, una situación complicada que se ha agudizado este último año como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

La mayoría de los 11,2 millones de habitantes del país sólo conoció a Fidel, fallecido hace diez años, y Raúl Castro al frente del poder.

"Yo desde que nací conozco un solo partido y hasta ahora se vive con él, y nadie se muere de hambre", manifestó Miguel Gainza, un artesano de 58 años, que trabaja en La Habana Vieja y apoya este sistema político, citado por la agencia de noticias AFP. (Télam)