Un grupo de vendedores de La Terminal, el mercado más grande Guatemala, se enfrentó hoy con representantes de los pueblos indígenas que bloquean la zona en reclamo de la renuncia del presidente Alejandro Giammattei, aunque los manifestantes denunciaron que se trató de grupos enviados desde el Gobierno.

Los presuntos vendedores llegaron armados con palos y buscaron desalojar a los protestantes, que quieren la salida del cargo del presidente Giammattei y de la fiscal general, Consuelo Porras.

Los insultos y primeros enfrentamientos obligaron a la intervención de la Policía Nacional Civil (PNC).

Según los representantes de La Terminal, citados por el sitio Soy502, los bloqueos perjudican las ventas y por eso reclaman que se levante.

El sector amenazó con movilizar a la totalidad de los vendedores para retirar a quienes se manifiestan en la zona.

La líder comunitaria Alida Vicente responsabilizó de esta confrontación entre sectores populares a Giammattei; al titular del Congreso, Alan Rodríguez; y al Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), que reúne a las cámaras patronales del país.

Vicente, representante de la Alcaldía Indígena de Palín, Escuintla, dijo a reporteros que las autoridades usan a "títeres" comprados para enfrentar al pueblo con el pueblo, según la agencia Sputnik.

Jorge Santos, de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos, llamó a la Policía a cuidar la integridad física de las autoridades ancestrales, sobre todo tras las amenazas lanzadas por líderes de La Terminal.

Según las autoridades indígenas, Giammattei y Porras fortalecieron la red de impunidad en el país, un sistema enquistado y que la oposición llama "el pacto de corruptos", y que ya forzó el exilio de varios fiscales. (Télam)