Casi siete millones de alumnos volverán a las clases presenciales mañana en Italia, donde ya se aplicó al menos una dosis de vacunas contra el coronavirus al personal educativo, y en medio de exigencias de fortalecimiento de los transportes y actualización de protocolos.

En el contexto de un tímido descenso de casos de Covid-19, Italia da un nuevo paso en el plan de regreso a la educación presencial, con los docentes y más de 73% de los mayores de 70 años inmunizados al menos con una dosis de vacunas contra el coronavirus.

En tanto, para el lunes 26 se prevé la concreción de la iniciativa "todos a clase".

El fin de la educación a distancia, modalidad vigente por la pandemia de coronavirus, fue el principal compromiso asumido por el Gobierno del primer ministro Mario Draghi tras su asunción en febrero último.

Mañana tendrán clases presenciales 6.850.000 estudiantes sobre los 8,5 millones totales entre escuelas estatales y paritarias (sin gestión ni estatal ni privada pero que se atienen a los programas de enseñanza del Ministerio de Educación), informó hoy Tuttoscuola, el sitio online de la comunidad educativa italiana, según la agencia de noticias ANSA.

Con 80,5% de los alumnos presentes en las aulas, se regresará a los niveles de febrero de 2020, previo al confinamiento nacional.

Las regiones de Italia están catalogadas en niveles de riesgo epidemiológico según una escala elaborada por el Gobierno, y de ello depende la elección de qué áreas volverán mañana a clases presenciales y cuáles el lunes 26.

En las 18 regiones y provincias autónomas que se encuentran en "zona naranja" el porcentaje de alumnos presenciales oscila entre el 81% y el 86%, mientras en las tres catalogadas como "zona roja" llega al 51%.

En total, todavía habrá casi 1.657.000 niños bajo la modalidad de educación a distancia la semana próxima.

Por ejemplo, las zonas de Puglia y Cerdeña, ambas en el sur, y Valle de Aosta, en el noroeste, que permanecen en estado de máximo rigor, registran 390.000 alumnos que atenderán a clases de manera virtual.

En cambio, a partir del 26 de abril, en las zonas amarillas" y "naranjas abrirán todas las escuelas para las clases presenciales.

En las zonas rojas, donde la propagación de la Covid-19 todavía arrecia, las clases se llevarán a cabo en aulas hasta octavo grado de la primaria (ahora es hasta primer grado), mientras que en las escuelas secundarias la actividad se desarrollará al menos en un 50% de manera presencial.

Según datos de Tuttoscuola, los alumnos presenciales alcanzan el 84% en el norte del país; el 83% en el centro; el 76% en las islas (con un descenso debido a Cerdeña) y el 74% en las regiones del sur.

Los problemas que presenta este nuevo intento de retorno al colegio, en plena explosión de contagios de la Covid-19 a nivel global debido a nuevas variantes del virus más contagiosas, son los transportes públicos locales y la detección de infecciones.

No obstante, los principales sindicatos de educación piden de manera urgente, además de la trazabilidad de casos y el fortalecimiento de los transportes, actualizar los protocolos de seguridad, dar autonomía a las instituciones en materia de horarios y escalonamientos de ingresos y salidas y completar lo antes posible la vacunación del personal.

Hasta el momento, para el fortalecimiento del transporte, el ministro del sector, Enrico Giovannini, se reunió ayer con las autoridades locales y pautó una nueva cita para la semana próxima, lo que provocó un poco de sorpresa en tres municipios y provincias por la aceleración del gobierno en la reapertura total de las escuelas, a partir del 26 de abril.

Draghi, por su parte, recordó que se destinaron 390 millones de euros (más de 460 millones de dólares) para mejorar el transporte.

En cuanto a la trazabilidad de contagios se mantienen los hisopados salivales para los niños y los antigénicos para los estudiantes más grandes, al azar, en las escuelas, ya que es imposible por razones de costo y logística realizarlos de manera total.

Italia registró en las últimas 24 horas 12.694 nuevos contagios de coronavirus y 251 muertes, informaron hoy autoridades sanitarias.

El número de casos de activos descendió hasta los 504.611, después de una caída de 697 casos, aproximadamente.

Desde el inicio de la pandemia, el país acumulaba hoy más de 3,8 millones de contagios y 116.927 fallecidos a causa de la enfermedad, mientras se superó la barrera de los 15 millones de vacunados. (Télam)