La agencia de inteligencia interior de Alemania comenzará a vigilar a las figuras más destacadas del movimiento de protesta contra las restricciones por coronavirus por representar una amenaza para la democracia y mantener vínculos con la extrema derecha, anunció hoy el Ministerio del Interior.

Este operativo se centrará en miembros del movimiento Pensador Lateral, surgido como la voz más potente opuesta a las restricciones por el coronavirus y activo promotor de teorías del complot que niegan los hechos más básicos sobre la pandemia, dijo el Ministerio en un comunicado.

Algunos organizadores de manifestaciones "han demostrado en forma clara que sus objetivos van más allá de las simple movilizaciones de protesta contra las medidas gubernamentales respecto al coronavirus", dijo la nota.

Su objetivo más importante parecería ser "socavar constantemente la confianza en las instituciones estatales y sus representantes", añadió, informó la agencia de noticias AFP.

La inteligencia sospecha que buscan vincularse con elementos de extrema derecha como Ciudadanos del Reich, movimiento que cuestiona la legitimidad de la República Federal de Alemania actual.

El Ministerio dijo que difunden mensajes antisemitas e instan a sus partidarios a ignorar las medidas de prevención sanitaria oficiales.

Las manifestaciones de Pensador Lateral en el último año concentraron a miles, a veces decenas de miles de partidarios, entre los que puede verse a antivacunas y a los teóricos de la conspiración marchando junto a los neonazis y miembros del partido de extrema derecha AfD. 

Los manifestantes no cumplen las reglas sobre distanciamiento sanitario ni el uso de tapabocas.

Para que la inteligencia pueda comenzar a seguir a los grupos anticoronavirus, la Oficina Federal de Protección de la Constitución (BfV) de Alemania tuvo que crear por completo una nueva categoría, puesto que Pensador Lateral no encaja enteramente en las clasificaciones que ya existían sobre extremismo de derecha, izquierda o islámico. 

Esta nueva categoría comprende a grupos sospechosos de ser "antidemocráticos y/o de deslegitimación del Estado al punto de poner en peligro la seguridad".

Ahora, los efectivos de la inteligencia podrán recopilar datos sobre estas personas y sus actividades, y en una etapa posterior incluir seguimientos de las éstas y escuchas de sus comunicaciones. 

La BfV ya controla al partido opositor AfD, que se opone a la presencia de musulmanes e inmigrantes en Alemania.

En tanto, mientras Pensador Lateral sigue negando la existencia de la pandemia, el Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental a cargo del control de enfermedades contagiosas de Alemania, informó hoy 22.231 nuevos casos de coronavirus y 312 muertes relacionadas con la enfermedad en las últimas 24 horas.

La incidencia en siete días, es decir el número de nuevas infecciones computadas por cada 100.000 habitantes en ese plazo y decisiva para determinar restricciones, se situó hoy en 160,6, índice inferior al del día anterior (167,6).

Sin embargo, hace una semana fue de 160,1, cifra que comenzó a crecer drásticamente desde marzo e hizo saltar las alarmas en Alemania.

La canciller alemana, Angela Merkel, y los 16 jefes de los gobiernos regionales del país acordaron el lunes levantar las restricciones de edad para la vacunación a partir de junio, por lo que cualquier adulto podrá solicitar la vacuna.

Alemania acumula más de 3,3 millones de casos de coronavirus y 82.280 muertes. (Télam)