El pleno de la Cámara de Senadores de Bolivia aprobó hoy con modificaciones, la Ley de Emergencia Sanitaria, que será derivada a la Cámara de Diputados, mientras el país sigue peleando con la pandemia de coronavirus que ya dejó más de 220.000 contagios y 10.571 muertos.

La senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS) Virginia Velasco señaló que algunos artículos que fueron observados por el Colegio Médico de Bolivia, relacionados con el derecho a la protesta y a la contratación de personal extranjero, fueron corregidos y se aceptaron las sugerencias del ente colegiado.

"El Colegio Médico nos ha mandado la modificación y nosotros hemos incorporado al pie de la letra con su punto y coma, no hemos modificado de ninguna manera; lo hemos copiado tal como nos han mandado los artículos 17, 19 y 28", dijo la legisladora del MAS, citada por el periódico boliviano Página Siete.

En relación a la contratación de personal extranjero, la legisladora adelantó que esa parte de la ley también será modificada para priorizar que se contrate a médicos bolivianos.

Tres artículos de la norma habían sido cuestionados por el Colegio Médico de Bolivia, que incluso amenazó con un un paro de 24 horas, finalmente suspendido este lunes, lo que generó alivio en la población fuertemente golpeada por la pandemia de coronavirus.

Hoy, el Ministerio de Salud informó 2.021 nuevos contagios, lo que eleva el total de casos a 222.447 en el país andino.

Bolivia registró en enero los peores datos de contagio de toda la pandemia, con picos de más de 2.800 positivos diarios, y aunque en los últimos días parece haber contenido el repunte, se mantiene por encima del umbral de los dos millares.

Más de 163.000 enfermos recibieron el alta, pero otros 10.571 fallecieron, 58 más que en el balance publicado el martes por las autoridades sanitarias, informó la agencia de noticias Europa Press.

La situación es preocupante en la zona central del país y, especialmente, en Santa Cruz, donde solo el miércoles se sumaron al balance 738 casos más de Covid-19.

Los médicos de esta región sí protagonizaron esta semana una huelga de 24 horas y convocaron dos días de paro el 9 y el 10 de febrero para reclamar más restricciones, según el diario La Razón.

"Ya estamos cansados de la burla que se está haciendo al sector salud, estamos cansados de escuchar lo mismo", dijo el presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Edil Toledo.

Entre sus demandas, destacan la imposición de un confinamiento "rígido" y mayores limitaciones a la circulación de vehículos y las jornadas laborales.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo cuestionó la suspensión de la atención médica en momentos en que la población requiere más cuidados.

El paro llevó a que 5.000 pacientes se quedaran sin ser atendidos en Santa Cruz, por lo que la Defensoría pidió a las autoridades médicas dialogar y evitar nuevas protestas que afecten a los derechos de la ciudadanía.

Entretanto, el plan de vacunación avanza a ritmo lento, con unas 2.100 personas que ya recibieron la Sputnik V, el fármaco desarrollado por investigadores rusos y que también se aprobó en otros países de la región como la Argentina. Bolivia dispone por ahora de unas 20.000 dosis.

En el marco del convenio Coxax, un mecanismo multilateral impulsado por la OMS para buscar una distribución equitativa de las vacunas en el mundo, Bolivia recibirá 992.430 dosis durante este año. (Télam)