La ministra de Defensa de Países Bajos, Ank Bijleveld, anunció hoy su renuncia tras la caótica gestión de la evacuación de Afganistán, siguiendo los pasos de la jefa de la diplomacia de su país, Sigrid Kaag, que dejó el cargo el jueves pasado.

"He informado a mi partido y al primer ministro de que pediré al rey que acepte mi dimisión", dijo Ank Bijleveld, al día siguiente de una moción en el Parlamento en la que se criticaba al gobierno por no haber evacuado a algunos afganos y por no haber visto los indicios que apuntaban a una rápida reconquista del país por los talibanes.

También aseguró a los periodistas que no quería "obstaculizar el importante trabajo" de sus colegas que siguen intentando evacuar a la gente de Afganistán.

La titular de Relaciones Exteriores, Sigrid Kaag, dejó su cargo el jueves después de haber sido también criticada por el Parlamento, recordó la agencia de noticias AFP.

Las dos ministras neerlandesas están entre los primeros funcionarios occidentales que renuncian y asumen la responsabilidad del caos que se produjo entre la toma de Kabul por los talibanes el 15 de agosto y la retirada de las fuerzas estadounidenses a finales de agosto.

Sin embargo, se espera que el impacto de sus dimisiones en el sistema político neerlandés sea limitado, ya que el país sigue esperando un nuevo gobierno seis meses después de las elecciones parlamentarias del 17 de marzo. (Télam)