La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, "engañó" al Parlamento escocés sobre las acusaciones de agresiones sexuales contra su predecesor, el ex primer ministro Alex Salmond, según concluyó una investigación parlamentaria que reveló la prensa británica.

La investigación fue realizada por un comité multipartidario formado por cuatro diputados del Partido Nacional Escocés (SNP), dos conservadores, un laborista, un liberal demócrata y el independiente Andy Wightman.

Según reveló la cadena de televisión Sky News, la mayoría estuvo de acuerdo en que Sturgeon había "engañado al comité al dar una explicación inexacta por escrito sobre este tema", lo que podría significar una violación del código ministerial escocés.

Esto aumentaría aún más la presión para que la líder independentista dimita antes de las elecciones de mayo y pondría en peligro el proyecto de una Escocia independiente del Reino Unido,

La líder escocesa fue investigada por el mal manejo sobre las denuncias de acoso sexual que dos trabajadoras interpusieron contra el exlíder del SNP, durante su mandato entre el 2007 y el 2014.

Mientras que Salmond de 66 años, fue absuelto de 13 cargos en un tribunal penal, tras ganar la apelación judicial que determinó que la investigación del Gobierno escocés estaba "contaminada por una aparente parcialidad".

En tanto, Sturgeon dijo a Sky News que mantenía todas las pruebas que le había dado a la comisión a principios de este mes.

"Lo que ha quedado claro es que los miembros de la oposición de esta comisión tomaron una decisión antes de que yo pronunciara una sola palabra. Sus comentarios públicos lo han dejado claro", apuntó.

"Así que esta filtración tan partidista de esta noche antes de que hayan terminado el informe no es tan sorprendente. Esperemos a ver el informe final, pero lo más importante es que la cuestión de si incumplí o no el código ministerial está siendo estudiada de forma independiente por James Hamilton y espero y deseo que publique ese informe pronto", agregó.

Hamilton, un abogado irlandés de alto nivel, ha estado examinando específicamente si Sturgeon infringió el código ministerial, que dice que cualquier ministro que engañe a sabiendas al Parlamento "debería presentar su dimisión".

Una portavoz del Parlamento escocés dijo que el comité todavía está estudiando su informe y se espera que se publique en los próximos días.

A principios de marzo, la líder escocesa aseguró haber "actuado de forma correcta" y pidió disculpas a las víctimas.

Se justificó diciendo que no intervino en la investigación del Gobierno escocés contra su mentor, pero que había sido "correcto" que se estableciera un nuevo procedimiento para abordar cualquier denuncia histórica de acoso sexual a raíz del movimiento #MeToo.

En 2019, el Gobierno escocés reconoció haber gestionado mal la investigación interna sobre las denuncias presentadas contra Salmond y aceptó pagarle más de 500.000 libras (690.000 dólares) para cubrir los gastos judiciales.

Salmond, por su parte, acusó Sturgeon de intentar de forma deliberada sacarlo de la política y de violar el código ministerial al engañar intencionalmente al Parlamento. (Télam)