Las reservas de uranio enriquecido acumuladas por Irán superan más de 18 veces el límite autorizado por el acuerdo internacional de 2015, según un informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El informe, que será analizado en la Junta de Gobernadores del OIEA la próxima semana y contiene estimaciones de mediados de mayo, indica que Teherán aumentó sus reservas totales hasta los 3.809,3 kg, frente a los 3.197,1 kg de febrero, muy lejos del límite de 202,8 kg al que se había comprometido, reseñó AFP.

Por otro lado, las reservas de material enriquecido al 20% alcanzó los 238,4 kg, frente a los 182,1 kg de antes.

Este nivel, que supera el 3,67% fijado por el acuerdo, permite en teoría producir isótopos médicos, utilizados en particular en el diagnóstico de ciertos cánceres.

La República Islámica también tiene 43,1 kg de uranio enriquecido al 60%, cerca del umbral del 90% necesario para fabricar una bomba, frente a los 33,2 kg anteriores.

Irán, que siempre insistió en que su programa nuclear es pacífico, negocia desde hace un año en Viena con China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania para revivir el acuerdo internacional de 2015, cuyo objetivo era que Teherán no se dotara de la bomba atómica a cambio de la suspensión de las sanciones contra su economía.

En 2018, durante el Gobierno de Donald Trump, después de que Washington saliera unilateralmente del acuerdo y restituyera las sanciones, Teherán comenzó a alejarse de sus compromisos.  

La negociaciones para retomar el acuerdo están paradas desde el 11 de marzo.  (Télam)