El Gobierno de Estados Unidos, que lleva dos meses en conversaciones indirectas con Irán sobre el futuro del acuerdo nuclear, afirmó hoy no estar seguro de que Teherán quiera realmente volver a cumplirlo.

"Hemos mantenido conversaciones indirectas, como saben, durante los últimos dos meses, y sigue sin estar claro si Irán está dispuesto y preparado para hacer lo que tiene que hacer para volver a cumplir" con los compromisos del acuerdo, dijo el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes.

"Todavía estamos probando esa propuesta", explicó Blinken, citado por la agencia de noticias AFP.

Las declaraciones del funcionario se produjeron una semana después de que un informe de la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA) señalara que Irán tiene un stock de uranio enriquecido 16 veces superior al límite permitido por el acuerdo nuclear internacional de 2015.

Irán empezó a incumplir en 2019 sus compromisos nucleares, en respuesta a Estados Unidos, que bajo la presidencia de Donald Trump salió unilateralmente del acuerdo nuclear un año antes de lo previsto y reimpuso sanciones contra Teherán.

El argumento utilizado por Trump para retirarse del acuerdo fue que no evitaba que Irán construyera un arma nuclear.

Con nuevas sanciones de Estados Unidos contra Teherán, las autoridades iraníes relajaron las restricciones a su programa nuclear, que habían sido impuestas por el acuerdo nuclear.

La situación cambió a principios de 2021, cuando el actual presidente estadounidense, Joe Biden, manifestó que el país se reincorporaría al acuerdo si Irán cumplía su parte del trato.

Actualmente, se realizan negociaciones en Viena para el regreso de Estados Unidos al acuerdo, que busca impedir a Irán dotarse de una bomba atómica. (Télam)