Los expresidentes panameños Ricardo Martinelli (2009-14) y Juan Carlos Varela (2014-19) enfrentaron hoy el inicio del juicio por el caso de los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, la mayor trama de corrupción en la historia del país.

"Hay suficientes elementos que van a permitir sancionar a estas personas, exfuncionarios públicos por lucrar con el dinero del Estado", aseveró la fiscal superior especial Anticorrupción Ruth Morcillo en la sesión inaugural del juicio.

"Las partes alegarán su vulneración de derechos, el Ministerio Público tiene su argumento que defiende la postura de que no hay una vulneración de un doble juzgamiento y eso se va a debatir en acto de audiencia", agregó.

En el primer día de audiencia, la jueza Tercera Liquidadora de Causas Penales Baloísa Marquínez debió resolver tres incidentes presentados por abogados defensores relacionados a la falta de competencia del tribunal y suspensión de la audiencia por recurso de recusación contra el tribunal.

Entre las incidencias estuvo la protagonizada por los hijos del expresidente Martinelli, quienes están privados de libertad en una cárcel Estados Unidos y debían participar de forma telemática en el proceso judicial, pero renunciaron a ese derecho.

La jueza negó los descargos presentados por la defensa de Martinelli, que volvió a invocar el principio de especialidad, que en términos jurídicos refiere a la materia regulada, al contenido de la norma, y supone el tránsito de una regla más amplia.

Marquínez cuestionó que los descargos presentados tienen la finalidad de dilatar el proceso, consignó la agencia de noticias Sputnik.

En Panamá el comienzo de la investigación por el caso Odebrecht data de 2015, fue archivada y luego reabierta en 2017, para culminar en octubre de 2018 con cerca de 80 imputados.

El expediente abarca 2.755 tomos con más de 1,1 millones de páginas, según datos del Órgano Judicial.

El caso fue reabierto luego de que directivos de Odebrecht confesaron en Estados Unidos que la empresa había pagado millones en sobornos en una docena de países, razón por la que fue multada con 2.600 millones de dólares.

La audiencia preliminar debió iniciarse el 18 de julio, pero no fue posible por la inasistencia de algunos abogados defensores, por lo que fue reprogramada para hoy.

El 29 de maro, Martinelli confirmó sus intenciones de volver a ser presidente de Panamá. (Télam)