Un total de 17 convencionales que fueron electos para la Convención Constitucional de Chile, órgano designado para la redacción de una nueva Carta Magna, se desmarcaron de La Lista del Pueblo para crear su propia agrupación, informaron hoy a través de una carta pública.

En el documento, los convencionales firmantes destacaron que la iniciativa constituida como "consecuencia de la revuelta popular" de finales de 2019 “cumplió su objetivo hasta el día de las elecciones de mayo de 2021, al obtener un enorme triunfo en la Convención Constitucional que recordamos con mucho cariño y agradecimiento".

La Lista del Pueblo obtuvo entonces 25 escaños, que junto con el opositor Apruebo Dignidad (27) alcanzó los dos tercios de la presencia en el órgano, con un total de 52 delegados, lo que relegó a la derecha chilena a una minoría dentro del espacio.

Sin embargo, las fracturas internas comenzaron a notare desde las primeras semanas de sesiones de la Convención Constituyente, lo que provocó la salida de varios miembros de la agrupación para dedicarse a sus labores de forma independiente.

Aunque no estamparon su firma para el nuevo pacto, los convencionales Helmuth Martínez, Loreto Vidal, Elisa Giustanianovich y Giovanna Grandón, también abandonaron a La Lista del Pueblo, por lo que el movimiento en sí perdió a la mayoría de sus delegados.

Paralelamente, La Lista del Pueblo entró en la carrera presidencial, lo que provocó todavía más desencuentros internos.

"Desde que la lista decidió tomar el camino electoral en el espacio del poder constituido ratificamos nuestro carácter de independientes y optamos por organizarnos de manera autónoma, distanciándonos de sus definiciones y acciones políticas", explica la carta pública divulgada hoy.

En la declaración, los miembros que se fueron crearon la agrupación denominada Pueblo Constituyente y desde allí reafirmaron su “compromiso con el mandato colectivo recibido en las urnas para dedicarse de forma exclusiva a plasmar en la Nueva Constitución las demandas sociales históricas de los pueblos, recogidas por la revuelta popular”. (Télam)