El médico Santos Quispe reemplazará a su padre, el fallecido líder indígena Felipe "El Mallku" Quispe, como candidato a la gobernación del departamento de La Paz en las elecciones regionales del 7 de marzo, según anunció hoy el partido Jallalla, que adoptó por consenso la decisión anunciada en El Alto, en los alrededores de la capital administrativa boliviana.

"Mi padre, nosotros, los indígenas, queremos llegar al poder; nosotros queremos gobernarnos con nuestra propia gente", proclamó Santos Quispe tras ser presentado en una conferencia de prensa por los líderes del partido.

"El Mallku" murió hace menos de un mes, el 19 de enero, a los 77 años, cuando las encuestas lo mostraban al frente en la carrera por la gobernación de La Paz, aunque con chances de ir a una segunda vuelta con el candidato del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Franklin Flores.

Santos Quispe había reclamado el derecho a suceder a su padre en la postulación y su designación fue demorada por Jallala con el argumento de que había al menos siete aspirantes a ese puesto.

El fallecido "Mallku", uno de los líderes aimaras más influyentes de las cuatro últimas décadas, impulsaba la construcción de un Estado de indígenas que abarcaría inclusive regiones de Perú que fueron parte del antiguo imperio de los incas, reseñó la agencia Sputnik.

"Queremos ver (en el Gobierno) a los Quispe, los Mamani, los Condori, los apellidos más desprestigiados; nosotros somos mayoría y tenemos que gobernarnos, como era sueño de mi padre", afirmó Santos Quispe, quien recibió un chaleco rojo, como símbolo, de manos del líder de Jallalla, Leopoldo Chui.

Militantes y seguidores del partido daban vivas en aimara para celebrar la candidatura y también llamaron "Wayna Mallku" o cóndor joven a Quispe.

"Esta lucha no se muere; vamos a continuar con la gente joven y vamos a luchar con ellos para que cambie de una vez este país", afirmó Quispe, según diarios paceños.

Felipe Quispe –que murió de un paro cardíaco, según sus familiares, aunque otros allegados aseguraron que su deceso fue por complicaciones a causa del coronavirus- fue líder de los campesinos bolivianos, guerrillero, diputado, candidato a la Presidencia e incluso dirigente de un equipo de fútbol en el que aplicó los fundamentos indianistas que siempre defendió.

Fue una figura central en revueltas sociales ocurridas en el país en los primeros años del siglo XXI, liderando sendos bloqueos de carreteras en el Altiplano boliviano que pusieron en problemas a presidentes como Hugo Banzer (1997-2001), Jorge “Tuto” Quiroga (2001-2002) y Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003).

El primer domingo de marzo, los bolivianos votarán a los nuevos gobiernos de los 9 departamentos y de 300 municipios, aunque ayer una sala constitucional del Tribunal de Justicia de La Paz aceptó analizar una eventual suspensión por el riesgo sanitario conlleva el operativo electoral. (Télam)