Las organizaciones cívicas de Bolivia se declararon hoy en emergencia y decidieron levantar los bloqueos y cortes de calles y rutas para concentrar fuerzas en una gran convocatoria nacional para el miércoles 25 en los nueve departamento del país, para exigir la liberación de los que considera presos políticos, entre ellos el gobernador de santa Cruz y líder opositor, Luis Fernando Camacho.

El titular del Comité Cívico pro santa Cruz, Rómulo Calvo, informó la decisión de “convocar al gran cabildo (concentración) nacional a realizarse simultáneamente en todas las ciudades capitales de los nueve departamentos de Bolivia, este 25 de enero”.

Detalló que ese día se discutirán consignas “concretas que buscarán dar el norte que necesitamos como país, para conseguir la libertad de todos los presos políticos".

Para las organizaciones cívicas, la Justicia boliviana actúa de forma parcial e incurre en persecución política de opositores del gobierno de Luis Arce, por lo que se cuentan ya 180 opositores presos.

Camacho -que en 2019 era presidente del Comité pro Santa Cruz, una organización cívica que defiende intereses de la región- lideró movilizaciones e instó a la rebelión policial para pedir la renuncia del entonces presidente Evo Morales (2006-19), con el argumento de que cometió fraude en las elecciones generales del 20 de octubre de ese año.

Ahora está detenido desde fines de diciembre justamente por su rol en ese golpe de Estado.

Las manifestaciones, según Calvo, buscarán "conseguir la restauración del Estado de Derecho, la recuperación de nuestra democracia, la libertad de todos los presos políticos y el cambio radical de la justicia corrupta".

En paralelo, se dispuso levantar los bloqueos de rutas y los cortes de calles, pero mantener las vigilias frente a las instituciones del Estado.

El Gobierno de Arce maneja el país con autoritarismo y “busca provocar la confrontación y caos destinados a generar violencia y muerte entre bolivianos”, señaló la declaración de los cívicos, que crearon el Comité Permanente de Defensa de la Ciudadanía, para coordinar y dar a conocer de manera sistemática y ordenada las actividades de protesta pacífica.

El Ejecutivo nacional, en tanto, informó hoy que Camacho fue trasladado a una nueva celda dentro del penal de Chonchocoro.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, hizo el anunció en su cuenta de la red Twitter, y detalló que el nuevo lugar de detención del gobernador tiene dos camas, frigobar, calefacción, televisión, ducha caliente y “otros elementos”.

“Queremos comunicar al pueblo boliviano el traslado del señor Fernando Camacho a su nueva habitación en el centro penitenciario de Chonchocoro”, señaló el ministro, que pùblicó fotos del lugar. (Télam)