El estado brasileño de San Pablo informó hoy que en enero de 2022 empezará una segunda campaña de vacunación en la que intentará inmunizar nuevamente contra la Covid-19 a toda su población.

"Igual que hacemos con la gripe, esa nueva fase de inmunización contra la Covid-19 empezará el 17 de enero del año que viene", explicó el secretario de salud de San Pablo, Jean Gorinchteyn, citado por el diario Folha de São Paulo.

Pese a que en el mundo científico la aplicación de dosis de refuerzo de las vacunas contra la Covid-19 aún no es un consenso, Gorinchetyn explicó que no será un refuerzo para parte de la población, sino empezar la campaña desde cero, según informó la agencia Sputnik.

"No se trata de un refuerzo, es una necesidad que tenemos de estar siempre, anualmente, haciendo una protección", afirmó.

Marcando distancia con la política sanitaria llevada adelante por el Ministerio de Salud de Jair Bolsonaro, la cartera sanitaria de San Pablo confía en que haya un acuerdo a nivel nacional para empezar este nuevo ciclo de vacunación, pero no dudará en comenzarlo por su cuenta.

Un ejemplo sobre la falta de consenso entre las carteras sanitarias brasileñas se dio la semana pasada, cuando el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, criticó los planes del alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, que ya planea aplicar una dosis de refuerzo para los mayores de 80 años.

Según datos oficiales, Brasil vacunó hasta el momento a 90 millones de brasileños con al menos una dosis, lo que representa un 42,65% de toda su población parcialmente inmunizada.

Por su parte, el Gobierno de San Pablo empieza hoy a vacunar a personas de entre 30 y 34 años, y espera haber aplicado al menos la primera dosis a todos los mayores de 18 años antes de septiembre. (Télam)