La Justicia italiana dictaminó que el exministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, tendrá que ir a juicio por su responsabilidad en el bloqueo de un barco con migrantes al que le impidió desembarcar en Sicilia en 2019.

La Fiscalía acusa a Salvini de "secuestrar" a los migrantes que iban a bordo del barco de rescate Open Arms al impedir su desembarco en agosto de 2019, informó la agencia de noticias Europa Press.

Según el pliego de cargos de la Fiscalía, se considera que Salvini cometió un delito al haber mantenido el barco de la ONG Open Arms parado en el mar durante seis días con 147 migrantes a bordo, antes de que un tribunal dictaminara el desembarco y la posterior incautación del buque.

En su primera reacción en las redes sociales, Salvini confirmó el dictamen del juez y se declaró inocente.

"¿De verdad voy a juicio por esto? ¿Por defender a mi país? Pues voy a acudir con la cabeza bien alta. Italia primero. Siempre", expresó en Twitter Salvini.

Además, hoy se fotografió recién llegado a la ciudad de Palermo junto a su abogada y subió la imagen a la red social con un mensaje parecido.

"Sábado desde Palermo, amigos. Con Giulia Bongiorno, listo para la audiencia judicial, acusado de secuestro. Gracias por los muchos mensajes, tu cercanía lo vale todo. Sigo adelante con la cabeza en alto, convencido de que he servido a Italia como ministro en cumplimiento de la ley", expresó.

La ONG Open Arms, por su parte, celebró el dictamen.

"Salvini a juicio acusado de secuestro de personas y omisión. Estamos felices por todas las personas que rescatamos en aquella misión y por todas las personas vulnerables salvadas hasta ahora en el mar de la vergüenza", destacó la ONG en sus redes sociales.

Los migrantes habían sido rescatados en el Mar Mediterráneo el 25 de julio de 2019, tras cinco días a la deriva.

Fueron transferidos al navío Gregoretti al día siguiente, donde tuvieron que permanecer retenidos durante días bajo un intenso calor.

Quince menores pudieron desembarcar el día 29 de julio, tras una sentencia de un tribunal de menores de Catania.

Otros 16 pasajeros bajaron del barco el 31, después de que Salvini lograra negociar un acuerdo con otros países europeos para que aceptaran recibir a algunos de ellos. (Télam)