El uso de jeringas vacías en algunos centros de inmunización contra la Covid-19 en Perú se debió a “casos aislados” que tuvieron origen en “errores de los profesionales”, afirmó hoy el viceministro de Salud Pública, Gustavo Rosell.

“Las personas involucradas en estos casos pertenecen a instituciones distintas, sin que se evidencie vínculo ni conexión entre ellas, por lo que se podría inferir que se trata de casos aislados”, reseño Rosell, que explicó que “en la investigación se presentaron los descargos de las personas involucradas y ellos reconocieron su error en los tres casos”.

Con esto, el funcionario buscó descartar la posibilidad de un mercado negro de vacunas.

El martes se difundieron diversos videos en los que se mostraba que adultos mayores eran vacunados con jeringas completamente vacías, lo que fue denunciado ante órganos de control del Estado.

Las personas involucradas fueron plenamente identificadas en el vacunatorio de la Universidad Agraria La Molina, el vacunatorio Estadio Chanka de Santa Anita y el vacunatorio del Campo de Marte, en Jesús María, reportó la agencia de noticias estatal Andina.

En conferencia de prensa, Rosell hizo un llamado a la calma y dejó en claro que en todos los casos denunciados el Ministerio se aseguró de que los adultos mayores recibieran las dosis correspondientes.

“El conteo de dosis al inicio de la jornada de vacunación diaria y el conteo final, registrado en el acta de cierre, permiten evidenciar que el total de dosis empleadas coincide con el número de personas vacunadas. Por tanto llamamos a la calma y tranquilidad a la ciudadanía, porque todo demuestra que las personas inoculadas en las jornadas de vacunación, a nivel nacional, han recibido las dosis adecuadas”, manifestó.

Rosell insistió en que se trató de tres casos "en un escenario de más de 2 millones de aplicaciones de dosis", además de estar "plenamente identificados" las personas a las que les realizaron esa falsa vacunación. Las identidades de los trabajadores, sin embargo, fueron resguardadas.

Por su parte, el presidente Francisco Sagasti informó que dejará 50 millones de vacunas contra el coronavirus al nuevo Gobierno, que asumirá el 28 de julio. El nombre del futuro mandatario se develará en una segunda vuelta electoral en la que pulsearán Pedro Castillo y Keiko Fujimori el 6 de junio.

Al asistir a la ceremonia de entrega del sello Safe Travels al destino turístico de Kuélap, en Chachapoyas, Sagasti afirmó: “Dejaremos al Gobierno entrante alrededor de 45 a 50 millones de dosis de vacunas y quizá un poco más, si las negociaciones proceden bien como esperamos sea el caso”. (Télam)