Rusia anunció hoy sanciones contra nueve altos funcionarios de Canadá, entre ellos el ministro de Justicia, por considerarlos responsables de la "política antirrusa" y en represalia por medidas similares que impuso ese país en marzo pasado como protesta por el trato que recibía el opositor ruso Alexey Navalny.

Estas sanciones son "en respuesta a las sanciones ilegales impuestas por el Gobierno canadiense el 24 de marzo de 2021 contra ciudadanos de la Federación de Rusia con el falso pretexto de presuntas persecuciones al ciudadano ruso Alexey Navalny", explicó la vocera de la cancillería rusa, Maria Zajarova.

La funcionaria dijo en un comunicado que Rusia veta "por un período indeterminado" la entrada al país de las personas sancionadas e "involucradas en formar e implementar la política antirrusa", según la agencia de noticias Sputnik.

En la lista figuran el ministro de Justicia, David Lametti; la jefa del Servicio Penitenciario Federal, Anne Kelly; la comisaria de la Real Policía Montada de Canadá, Brenda Lucki; la jefa del departamento de política interior de la oficina del primer ministro, Marci Surkes; el ministro de Relaciones Regionales, Dominic LeBlanc; la subsecretaria de Defensa Nacional, Jodi Thomas, y el subjefe del Estado Mayor de Defensa Nacional, Mike Rouleau.

Además, la lista incluye al comisario adjunto de la Real Policía Montada de Canadá, Brian Brennan, así como al contralmirante y jefe del departamento de inteligencia de las Fuerzas Armadas canadienses, Scott Bishop.

El 24 de marzo pasado, el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Marc Garneau, anunció sanciones contra nueve altos cargos rusos, entre ellos el jefe de los poderosos servicios de seguridad rusos, Alexander Bortnikov; el jefe de los servicios penitenciarios, Alexander Kalashnikov; y el fiscal general, Igor Krasnov; siguiendo las decisiones anteriores en ese sentido de Estados Unidos y la Unión Europea.

Según el Gobierno de Canadá, esas personas están implicadas en un intento de asesinato de Navalny en agosto pasado, cuando el político opositor quedó expuesto a un veneno, así como en su posterior encarcelación y en el "silenciamiento" con "métodos violentos" de las protestas en apoyo al opositor.

Navalny, de 45 años, cumple desde finales de febrero una pena de dos años y medio de prisión en un caso de fraude que denuncia como política. (Télam)