El presidente ruso, Vladimir Putin, consideró hoy que Europa es responsable de la crisis del gas, ya que no suscribió suficientes contratos de entrega a largo plazo con Rusia, favoreciendo así la gran suba de los precios de las últimas semanas.

Los europeos "han cometido errores" dijo Putin en una reunión televisada con los dirigentes del sector energético ruso.

Según el presidente ruso, "toda la política (europea) consistió en salir de los contratos a largo plazo, y hoy parece absolutamente obvio" que esa posición "era errada".

Los precios subieron hoy un 25% en los mercados europeos y se situaron en máximos históricos, debido a una demanda que crece incesantemente antes del invierno boreal, a lo que se añade una oferta limitada y reservas reducidas.

"Hoy el precio del gas ha batido todos los récords", agregó Putin, y subrayó que su precio era "diez veces superior al promedio del año pasado", informó la agencia de noticias AFP.

Algunos responsables occidentales consideran que Moscú alimenta la subida de tarifas y limita la oferta de gas para apresurar la puesta en servicio del Nord Stream 2, un controvertido gasoducto que conecta a Rusia con Alemania.

Click to enlarge
A fallback.

Poco antes, un vocero del Kremlin había asegurado que la crisis energética en Europa, donde los precios del gas baten récords históricos, "no tiene nada que ver" con Rusia.

"Insistimos en el hecho de que Rusia no tiene y no puede tener ningún rol en lo que ocurre en el mercado del gas en Europa" declaró el portavoz Dmitri Peskov.

Un tercio de las necesidades en gas de Europa están cubiertas por Rusia. Europa intentó en los últimos años diversificar sus fuentes de suministro pero sin gran éxito. (Télam)