Rusia recibió favorablemente hoy la propuesta de crear una zona de seguridad en Kabul para continuar con las operaciones humanitarias, una idea que será llevada hoy por Francia y el Reino Unido al Consejo de Seguridad de la ONU.

Así lo anunció el portavoz de la presidencia rusa Dmitri Peskov, durante su conversación telefónica cotidiana con la prensa, en la que agregó que "evidentemente hay que discutir esta propuesta", según informó la agencia de noticias AFP.

"Es muy importante analizar todas las modalidades de esa eventual zona, pero antes que nada hay que saber la posición de los talibanes a propósito de esa idea", agregó Peskov.

Francia y el Reino Unido presentarán hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU la iniciativa, declaró el domingo el presidente francés Emmanuel Macron en una entrevista al diario Journal de Dimanche.

La operaciones  de evacuación de los extranjeros y los afganos que huyen de los talibanes deben culminar mañana, 31 de agosto, cuando se retiren los soldados estadounidenses del aeropuerto.

Las autoridades rusas que evacuaron algunas centenas de personas adoptaron una actitud conciliadora con los talibanes, reconociendo su victoria y llamando a "un diálogo nacional" para formar un Gobierno representativo.

Rusia se inquieta sin embargo por la seguridad de las ex repúblicas soviéticas de Asia Central, limítrofes con Afganistán (Turkmenistán, Uzbekistán y Tayikistán).

Moscú teme en particular la afluencia de refugiados con un efecto desestabilizador en la región, con la llegada de yihadistas y la reactivación del tráfico de opio y heroína.

Peskov consideró, por otra parte, como "prematura" la idea de retirar a los talibanes de la lista de organizaciones terroristas. 

"Es necesario ver cuáles serán las primeras medidas del Gobierno que formarán", dijo. (Télam)