El gobierno de Rusia rechazó hoy las sanciones que el Reino Unido impuso recientemente por presunta violación de derechos humanos en Chechenia y advirtió que adoptará “medidas de respuesta adecuadas”.

Moscú afirmó que la decisión de aplicar las sanciones es “infundada” y muestra “falta de disposición del gobierno británico a renunciar a la confrontación con Rusia”, en un comunicado firmado por la vocera de la cancillería, María Zajárova.

“En virtud del principio de reciprocidad nos reservamos el derecho a tomar medidas de respuesta adecuadas”, subrayó el documento, según la agencia de noticias rusa Sputnik.

El Reino Unido anunció el jueves sanciones al presidente del parlamento y a dos ministros de Chechenia, así como a la fuerza especial de respuesta inmediata, Unidad Terek.

Según Sputnik, esas sanciones fueron coordinadas con Estados Unidos, que el mismo día anunció penalidades a ciudadanos rusos supuestamente implicados en violaciones de derechos humanos. (Télam)