Rusia anunció hoy que prohíbe la entrada a su territorio de 49 ciudadanos británicos, entre ellos destacados periodistas y representantes del sector de la Defensa, en el marco de las sanciones adoptadas en relación con el conflicto en Ucrania.

"En relación con las acciones antirrusas del Gobierno británico que impuso sanciones a los principales periodistas de nuestro país, jefes de las empresas de defensa nacionales, se decidió incluir en la 'lista negra' rusa a los jefes y corresponsales de varios principales medios de comunicación británicos", destaca el comunicado de la cancillería rusa.

El listado incluye también a "representantes del mando de las Fuerzas Armadas, del sector militar-industrial y del ámbito de defensa", dice el documento citado por la agencia de noticias Sputnik.

El Reino Unido es uno de los más firmes apoyos a las autoridades de Kiev, después de que el presidente ruso Vladimir Putin ordenara invadir Ucrania el pasado 24 de febrero.

"Los periodistas británicos en la lista están implicados en la difusión deliberada de falsas y sectarias informaciones sobre Rusia y los acontecimientos en Ucrania y el Donbass", la región del este donde se concentran actualmente los combates, explica la cancillería en Moscú.

Entre las personas sancionadas figuran 29 periodistas y responsables de la cadena BBC, de los diarios The Guardian y The Times, de la cadena Sky News, y del Financial Times, entre otros medios.

Todos ellos "ya no están autorizados a ingresar en la Federación de Rusia", indicó el texto.

La lista incluye asimismo los nombres de 20 altos responsables vinculados con la industria de la Defensa, entre ellos Michael Wigston, jefe de la Royal Air Force (RAF), la Fuerza Aérea del Reino Unido

"Personas vinculadas con la defensa británica están implicadas en participar en decisiones relativas a la entrega de armas a Ucrania", explicó el comunicado del ministerio ruso.

Londres ofreció hasta ahora ayuda militar a Ucrania por valor de 750 millones de libras (937 millones de dólares), incluyendo el envío de sistemas de defensa antiaérea, miles de misiles antitanque, varios tipos de municiones y centenares de blindados y vehículos militares  (Télam)