El gobierno de Rusia informó hoy que llamó a “redes sociales, medios y otras plataformas de internet” a “eliminar” convocatorias a protestas no autorizadas y que abrió una investigación para determinar si Google y su plataforma de videos YouTube incurren en abuso de posición dominante.

“Prestamos atención a propietarios de redes sociales, medios y otras plataformas de internet en que es inadmisible difundir información con llamados a ciudadanos a participar en eventos masivos no autorizados y recordamos la necesidad de eliminar inmediatamente esos materiales”, dijo el organismo regulador de medios Roskomnadzor en un comunicado.

La nota fue divulgada poco después de que el Ministerio del Interior llamara a los rusos a abstenerse de participar en las protestas convocadas para este miércoles en defensa del líder opositor preso Alexey Navalny, según la agencia de noticias Sputnik.

“Si comienzan manifestaciones no autorizadas, automáticamente se calificarán como ilegales”, advirtió al respecto el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

Por otra parte, el Servicio Federal Antimonopolio (FAS) anunció en otro comunicado que “abrió un caso contra Google” porque determinó que “está abusando de la posición dominante de YouTube en el mercado de plataformas de videos”.

El FAS sostuvo que las reglas de suspensión o supresión de cuentas en YouTube son “opacas, no objetivas e imprevisibles”, lo cual “lleva a bloqueos repentinos y a la supresión de cuentas de usuarios sin advertencia ni fundamento”.

El organismo dijo que comenzó a investigar el tema después de que el Centro Público Regional de Tecnologías de Internet denunciara el bloqueo repentino de cuentas y contenidos de usuarios de YouTube.

Y agregó que “considera que este comportamiento podría conducir a la infracción de los intereses de los usuarios, así como a la restricción de la competencia en los mercados adyacentes”. (Télam)